La bipartición intestinal es económicamente más barata que otras operaciones como el bypass gástrico. (Foto: Archivo El Universal)

Cirugía de bajo costo permite “contrarrestar” la diabetes en México

Esta cirugía puede ayudar a disminuir o dejar de consumir antidiabéticos y medicamentos para la hipertensión arterial
Redacción | El Universal
22 Mayo, 2019 | 18:03 hrs.

La cirugía de bipartición del tránsito intestinal, realizado por un especialista del Hospital General de San Juan del Río, permite controlar los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes.

Según información publicada por El Universal, esta cirugía puede ayudar a disminuir o dejar de consumir antidiabéticos y medicamentos para la hipertensión arterial.

Incluso, en casos más graves evita la diálisis, un procedimiento que sustituye las funciones de los riñones cuando estos dejan de funcionar bien.

La bipartición intestinal es económicamente más barata que otras operaciones como el bypass gástrico, el cual también sirve para controlar la diabetes.

Además, a diferencia de ellas no favorece la malabsorción de nutrientes en el organismo, requiere un control médico menos estricto y puede practicarse en hospitales que no son de alta especialidad.

También es eficaz para controlar la diabetes debido a que favorece la producción de insulina, promueve cambios en el comportamiento de ácidos biliares y modifica las bacterias que hay en el intestino.

Estos beneficios se obtienen a través de supervisión médica, dieta balanceada y actividad física.

La intervención, que fue desarrollada por el médico Walter Kunz Martínez, consiste en unir la parte inicial y final del intestino delgado; se forma un “atajo” por el que después de comer pasarán los alimentos pero también lo harán por el trayecto normal del intestino.

Lo anterior favorecerá a que la parte final del intestino delgado entre en contacto temprano con los nutrientes que proporcionan los alimentos, se estimulará y producirá hormonas incretinas.

Dichas hormonas son mensajeras químicas que incitarán al páncreas a secretar más insulina, la cual regula el nivel de azúcar en la sangre.

Después de la operación, los pacientes deben asistir a consultas médicas cada tres o seis meses. No obstante, entre el sexto y noveno mes el azúcar en la sangre será estable y el consumo de antidiabéticos podrá reducirse.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS