Una forma de prevenir las crisis es tratarla desde sus primeros síntomas. (Foto: Especial)

Ceniza del volcán puede desatar una crisis de asma

El asma es una enfermedad crónica provocada por la inflamación de las vías respiratorias
Darinka Gómez | El Universal
06 Mayo, 2019 | 09:00 hrs.

El asma es una enfermedad crónica provocada por la inflamación de las vías respiratorias. Dicha inflamación surge como respuesta a diversos factores ambientales, uno de ellos es la ceniza volcánica.

“En México, uno de los volcanes más activos es el Popocatépetl por lo que las comunidades cercanas deben estar preparadas para prevenir crisis respiratorias cuando esté presente exhalaciones”, dice la neumóloga pediatra Mercedes Yance Valenzuela

La especialista de Boehringer Ingelheim también comenta que cuando el volcán incrementa su actividad se observa un incremento de las crisis en las comunidades cercanas e incluso también en la Ciudad de México.

Este incremento se debe, principalmente, a la presencia de ciertas sustancias en la ceniza que arroja el volcán y a las cuales las personas asmáticas son sumamente sensibles. “Algunas de estas sustancias son monóxidos de carbono, sulfuros, nitrógenos, entre otras”, comenta Yance.

La presencia de estas sustancias, aunado a la contaminación que ya existe en las ciudades, provoca que al respirar las partículas nocivas, las vías respiratorias de las personas asmáticas de inflamen.

De no tratarse de manera adecuada, esta situación puede derivar en una crisis, donde la vida de la persona puede correr peligro debido a la dificultad para respirar.

Para prevenir que las personas con esta enfermedad desarrollen crisis asmáticas la especialista explicó que existen diversas medidas que se pueden llevar a cabo tales como no tener abiertas la ventanas para impedir que la ceniza entre en la casa y tratar de mantener el hogar lo más limpio que sea posible.

“También es importante utilizar humidificadores para purificar el ambiente pues estos ayudan a disminuir las partículas en el aire, no hace deportes en lugares abiertos y, sobre todo, atacar la inflamación en sus primeros síntomas con el uso de los inhaladores”, añade.

En conclusión, la neumóloga señaló que lo más importante para evitar una crisis es llevar un adecuado control de la enfermedad por medio del seguimiento oportuno del tratamiento indicado por el médico y tratar la inflamación desde los primeros síntomas y no cuando ya está presente la crisis.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS