Para el estudio se analizaron residuos de pañales de 34 bebés. (Foto: Especial)

Bacterias en la popó de los bebés podrían ser un superalimento

Los desechos fecales de los bebés contienen una gran cantidad de probióticos
Redacción | El Universal
01 Octubre, 2018 | 12:00 hrs.

¿Bacterias saludables en el excremento de los bebés? Aunque pueda sonar extraño, científicos de Carolina del Norte afirman que la popó de los recién nacidos contiene bacterias que brindan enormes beneficios a la saludintestinal de las personas.

La información fue dada a conocer en Nature y asegura que podría tratarse del próximo “superalimento”, tal como se le califica al yogur, a la quinoa o la semilla de chía.

El estudio señala que los desechos fecales de los bebés contienen una gran cantidad de probióticos pues poseen su flora intestinal original, es decir, no ha sido alterada por una mala alimentación ni por la ingesta de medicamentos.

La presencia de los probióticos fue hallada en los laboratorios del Wake Forest School of Medicine luego de analizar los residuos de pañales de 34 bebés y con dichos residuos se elaboró un “coctel” (como lo llamaron los especialistas) de probióticos que fue administrado a algunas ratas.

De acuerdo con los resultados de la investigación, los probióticos presentes en las heces prometen ser una buena opción para el tratamiento de personas con diabetes, obesidad, trastornos autoinmunes e incluso cáncer.

“Los probióticos que hemos aislado aumentan la producción de los ácidos grasos de cadena corta, moléculas que se reducen significativamente en el intestino de personas con esas enfermedades”, mencionó el doctor Hariom Yadav, co-autor del estudio, en entrevista con el portal estadounidense Inverse.

Pero no hay porque temer, para tener estos beneficios no tendrás que comer la popó de tu hijo o sobrino ya que las bacterias necesarias son aisladas mediante cultivos bacterianos purificados y con ellas se elabora el producto que sí se puede ingerir.

Quienes participaron en el estudio proponen que podría elaborarse un yogur a partir de los probióticos obtenidos aunque también se especifica que hace falta mucha investigación para saber cuál sería la mejor presentación y si en verdad podría convertirse en un producto que salga al mercado.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS