Los hombres tomaban alrededor de cero a cuatro copas de alcohol. (Foto: Especial)

Aunque sea un consumo bajo de alcohol puede afectar el cuerpo

El alcohol puede causar cambios en factores fisiológicos
Saraí Domínguez |El Universal
09 Abril, 2019 | 19:00 hrs.

Según un estudio creado por investigadores de China y Reino Unido, el consumo de alcohol aumenta de forma homogénea la presión arterial y el riesgo de accidente cerebrovascular.

China Kadoorie Biobank tomó una muestra de 512 mil 715 adultos para registrar el consumo de alcohol y otras características, siguiéndolos durante alrededor de 10 años monitoreando enfermedades cardiovasculares por medio de registros de morbilidad, mortalidad y registros electrónicos de un hospital.

Se creía que la ingesta moderada de alcohol conducía a un riesgo pequeño de accidentes cerebrovascular, sobretodo en la enfermedad coronaria del corazón, sin embargo, esto no quiere decir que sea protectora contra cualquier condición, pues se ha demostrado que causa cambios en factores fisiológicos como la presión arterial, colesterol, la adiponectina y el fibrinógeno.

A pesar de que los hombres consumen más alcohol, de casi cero a cuatro tragos al día, se asoció de manera positiva en todo el rango de presión arterial, accidente cerebrovascular isquémico y hemorragia accidente cerebrovascular.

En estos casos, cuando la ingesta del alcohol es elevada, es responsable de aproximadamente el 8% de los accidentes cerebrovasculares isquémicos y el 16% de las hemorragias intracerebrales.

En mujeres el consumo de alcohol fue bajo y las variaciones genéticas tuvieron poco efecto en cuanto a accidentes cerebrovasculares o infarto de miocardio, por lo que no se tuvo ningún efecto sustancial no mediado por alcohol sobre estas enfermedades.
Evidencia genética enseña que los artefactos protectores de la ingesta moderada de alcohol contra el accidente cerebrovascular no son causados por el alcohol. Elevar la ingesta de alcohol aumenta de manera uniforme la presión arterial y la incidencia de apoplejía.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS