Del total de los participantes,2 mil 968 personas desarrollaron ELA en un promedio de 33 años. (Foto: Especial)

Aumento de peso podría relacionarse con menor riesgo de esclerosis

La ELA es una enfermedad es neurodegenerativa y progresiva que afecta a las células nerviosas en el cerebro y la médula espinal
Redacción | El Universal
27 Junio, 2019 | 15:57 hrs.

Las personas que tienen un alto índice de masa corporal (IMC) o que aumentan de peso a medida que envejecen pueden tener un menor riesgo de esclerosis lateral amiotrófica, aseguró un nuevo estudio.

También conocida como ELA, esta enfermedad es neurodegenerativa y progresiva que afecta a las células nerviosas en el cerebro y la médula espinal. El promedio de vida después del diagnóstico suele ser de dos a cinco años.

Para el estudio, los investigadores de la Universidad de Oslo, en Noruega, revisaron una base de datos que incluía mediciones de IMC de 1.5 millones de personas entre 1963 y 1975.

Del total de los participantes, quienes completaron encuestas de seguimiento sobre estilo de vida y salud, 2 mil 968 personas desarrollaron ELA en un promedio de 33 años.

Los hallazgos, publicados este miércoles en Neurology, encontraron que por cada aumento de cinco puntos en el IMC hubo un riesgo 17% menor de desarrollar esta enfermedad más adelante.

De 468 mil 853 personas en el rango bajo-normal 0.21% desarrollan ELA, mientras que de los 139 mil 158 individuos en el rango de obesidad sólo 0.13% lo hicieron.

Después de 50 años, los participantes tenían un riesgo 31% menor de sufrir la enfermedad por cada aumento de cinco puntos en el IMC.

También se encontró que los participantes con un índice de masa corporal en el rango de obesidad al inicio del estudio tenían un 34% menos de probabilidades de padecer ELA, en comparación con los de rango bajo-normal.

Los resultados siguieron siendo los mismos después de ajustar el habitos de fumar, los niveles de colesterol y la actividad física.

“Es importante tener en cuenta que si bien nuestro estudio encontró un vínculo entre un IMC alto y un menor riesgo de ELA, es posible que la genética haga que una persona tenga más probabilidades de tener un IMC bajo y un mayor riesgo de ELA sin que uno de los dos lo cause”, dijo Ola Nakken.

Finalmente, el artículo indicó que se necesitan más investigaciones para examinar más a fondo la relación entre el IMC y dicho padecimiento.

"Las personas no deben interpretar los resultados de nuestro estudio como una sugerencia de que ganar peso puede prevenir la ELA. Además, los riesgos para la salud de tener un IMC alto serían mayores que cualquier efecto protector", señaló Nakken en un comunicado.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS