Afecta particularmente la sustancia blanca del cerebro y la médula espinal que produce mielina y que funciona como cinta aislante en un cable eléctrico. (Foto: Especial)

Aumentan casos de esclerosis múltiple en jóvenes

Los síntomas son variables y dependen de la localización, extensión, gravedad y número de lesiones
Redacción | El Universal
30 Mayo, 2019 | 12:43 hrs.

La esclerosis múltiple es considerada la segunda causa de discapacidad entre los jóvenes, sólo después de los accidentes de tráfico, aseguró el especialista de la UNAM, Noel Isaías Plascencia Álvarez.

En un comunicado, el profesor adjunto del curso de posgrado en Neurología de la Facultad de Medicina indicó que esta enfermedad es autoinmune, degenerativa y crónica del sistema nervioso.

Afecta particularmente la sustancia blanca del cerebro y la médula espinal que produce mielina y que funciona como cinta aislante en un cable eléctrico; sin ésta la conducción nerviosa no se realiza de forma adecuada.

Detalló que la conducción nerviosa permite hacer acciones cotidianas como hablar, movernos y mantener el equilibrio. Por ello, cuando hay interrupciones el paciente siente piernas y brazos frágiles, sensación de hormigueo, inestabilidad, visión borrosa, problemas de memoria y fatiga.

“Hay estructuras cerebrales que coordinan y se comunican con los músculos a través de la médula espinal y de los nervios. Sin la mielina, esta actividad se interrumpe”.

Explicó que los nervios constan de dos partes principales: el axón (que va al centro) y la mielina (la envoltura del nervio). Con la enfermedad se pueden lesionar ambos, aunque primariamente la mielina.

“Cuando esto ocurre se interrumpe la conectividad que se establece por medio de los axones y la mielina con diversas estructuras del cuerpo”.

Subrayó que los síntomas son variables y dependen de la localización, extensión, gravedad y número de lesiones o interrupciones. Los más habituales son de tipo motor, sensorial y fatiga.

Algunas manifestaciones como el deterioro cognitivo, los trastornos psiquiátricos, dolor y fatiga son subestimadas con frecuencia. Sin embargo, a menudo son los principales factores de discapacidad.

“Si se daña la médula espinal puede haber pérdida de fuerza en las piernas o brazos, alteraciones en el control de los esfínteres o dolor. Se puede manifestar de muchas formas, con signos motores o sensitivos, dependiendo donde se formen las lesiones”.

Esta afección puede ser recurrente o progresiva, aunque en ambos casos si no se trata tiende agravarse. Tiene periodos donde se exacerba, ocurren síntomas y luego espontáneamente la gente mejora.

El especialista mencionó que esta enfermedad no tiene cura pero sí es tratable. Algunos medicamentos se usan para estos brotes y otros para reducir el riesgo de recaídas.

Los fármacos disminuyen la reacción contra la mielina, controlando la respuesta inmunológica contra esa sustancia.

“Es controlable, pero se vive siempre con ella. Los medicamentos modulan la respuesta inmunológica y se centran en evitar nuevos brotes que causen daño neuronal”.

Este padecimiento puede aparecer en cualquier época de la vida; sin embargo, es más común en mujeres jóvenes a partir de los 20 años y, a veces, desde los 16.

Finalmente, señaló que aunque es una enfermedad de baja frecuencia en México, con aproximadamente 20 mil casos, sólo en la clínica especializada del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre hay 150 de estos.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS