El análisis se basa en la proteína neurofilamento, la cual se acumula en la sangre mucho antes del inicio de los síntomas. (Foto: Especial)

Análisis de sangre podría detectar alzhéimer hasta 16 años antes

Los resultados mostraron cambios notables en la sangre hasta 16 años antes del inicio de los síntomas de demencia
Redacción | El Universal
24 Enero, 2019 | 17:41 hrs.

Un análisis de sangre podría detectar la presencia de alzhéimer hasta 16 años antes de que aparezcan los primeros signos clínicos, según un estudio publicado en la revista Nature Medicine.

“La prueba muestra con precisión el curso de la enfermedad y, por lo tanto, es un instrumento poderoso para investigar terapias novedosas para el alzhéimer en ensayos clínicos”, señala el autor principal del estudio, Mathias Jucker.

El análisis se basa en la proteína neurofilamento, la cual se acumula en la sangre mucho antes del inicio de los síntomas y refleja el curso de la enfermedad.

A diferencia de otras proteínas, como las amiloides, que se degradan rápidamente en la sangre cuando las células mueren, los neurofilamentos son resistentes a este proceso. Por lo que son adecuadas como marcadores de detección de una enfermedad neurodegenerativa.

El estudio, realizado por el Centro Alemán para Enfermedades Neurodegenerativas (DZNE), el Instituto Hertie para la Investigación Clínica del Cerebro (HIH) y el Hospital Universitario de Tuebingen, se basa en datos y muestras de 405 individuos, en quienes monitorearon el desarrollo de la concentración de neurofilamento año tras año.

Los resultados mostraron que hubo cambios notables en la sangre hasta 16 años antes del inicio calculado de los síntomas de demencia.

“No es la concentración absoluta de neurofilamentos, sino su evolución temporal que es significativa y permite predicciones sobre la progresión futura de la enfermedad”, dice Jucker.

De hecho, en investigaciones adicionales, los científicos demostraron que los cambios en la concentración de neurofilamentos reflejan la degradación neuronal con mucha precisión y permiten predicciones sobre cómo se desarrollará el daño cerebral.

Los neurofilamentos se acumulan en la sangre no sólo en la enfermedad de Alzheimer sino también en el curso de otros trastornos neurodegenerativos. Por lo tanto, la prueba sólo es condicionalmente adecuada para diagnosticar la enfermedad de Alzheimer.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS