La exposición prolongada puede provocar daños irreversibles al sistema nervioso central. (Foto: El Universal)

¿Almacenar gasolina afecta la salud?

La exposición prolongada a la gasolina puede tener efectos negativos en la salud
Redacción | El Universal
07 Enero, 2019 | 15:15 hrs.

El problema de desabasto de gasolina que afecta a varios estados del país ha provocado compras de pánico entre los habitantes, quienes acuden con garrafas o bidones en mano para adquirir el producto. Esta forma de exposición, sin embargo, podría tener efectos negativos en la salud.

El Centro Canadiense de Salud y Seguridad Social (CCSSO) señala que en caso de contacto con la piel, la gasolina ocasiona agrietamiento, irritación y dermatitis debido a que remueve la grasa natural de este órgano. Mientras que en los ojos es posible presentar irritación sin daños severos, ante una probable caída de la sustancia.

"Una gotas (de gasolina) no van a generar un daño severo, a caso habrá resequedad. Pero si cae mucha o si se maneja directamente con las manos puede haber irritación y quemaduras, también depende el grado de exposición que tengas", indica la médico y especialista de Doctoralia, Ana Cecilia Galloso.

El CCSSO alerta que algunos de los componentes de la gasolina, tales como benceno, penetran la piel con más facilidad que otros componentes de esta sustancia.

“La mayoría de la gasolina que usted respira o ingiere será exhalada sin alteración pero alguna cantidad puede pasar a la sangre rápidamente. Una vez en la sangre, la gasolina viajará a través de todo su cuerpo”.

Cuando los componentes de la gasolina llegan al hígado, estas sustancias son transformadas a otras sustancias. La mayoría de estas nuevas sustancias viajan en la sangre hasta los riñones donde serán eliminadas en la orina. Sin embargo, algunas de las sustancias formadas en el hígado no serán eliminadas de su cuerpo rápidamente, explica el artículo del CCSSO.

Por su parte, la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (ATSDR, por sus siglas en inglés) advierte que la exposición a la gasolina puede producir irritación de los pulmones o del revestimiento del estómago si se ingiere accidentalmente o se inhalan concentraciones altas o frecuentes.

Incluso, su exposición prolongada puede provocar daños irreversibles al sistema nervioso central, mareos, alucinaciones visuales y auditivas, pérdida de memoria, y afectaciones en la capacidad intelectual y habilidad motora, de acuerdo con el Centro Canadiense de Salud y Seguridad Social (CCSSO).

“Se han observado efectos adversos en el sistema nervioso en personas expuestas a vapores de gasolina por períodos largos tanto en el trabajo o al inhalar gasolina intencionalmente con el propósito de sufrir alucinaciones”, señala la ATSDR.

Estos efectos, sin embargo, pueden variar dependiendo la forma de contacto, así como la dosis y la duración en la que se estuvo expuesto, estilo de vida y condición de salud.

Finalmente, la especialista Galloso exhorta a la población no intentar inhalar la gasolina, utilizar cubrebocas y guantes en caso de manipular la sustancia y evitar absorverla. Además, en caso de intoxicación accidental pide no inducir el vómito, tomar agua o leche y acudir directamente al servicio médico.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS