El parásito está protegido por una cubierta externa que le permite sobrevivir. (Foto: Especial)

Alertan por parásito fecal que se propaga en el agua de las piscinas

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades brindan algunas medidas de precaución para evitar infecciones
Redacción | El Universal
03 Julio, 2019 | 18:00 hrs.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) informó al público acerca de un parásito fecal que ha ocasionado la proliferación de enfermedades gastrointestinales en Estados Unidos por medio del agua de piscina.

La CDC menciona que un sólo incidente de diarrea dentro del agua puede liberar millones de microbios que la causan, como es el caso de los microbios de crypto, haciendo que las personas se enfermen si llegan a tragar agua contaminada.

El crypto es una abreviación de cryptosporidium, este es un parásito que causa la enfermedad diarreica cruptosporidiosis, de acuerdo con la CDC. El parásito está protegido por una cubierta externa que le permite sobrevivir fuera del cuerpo por mucho tiempo y lo hace resistente a la desinfección con cloro.

Generalmente los microbios mueren casi al instante por los químicos que se usan para mantener las albercas limpias y desinfectadas, sin embargo, el crypto puede sobrevivir a ellos por más de siete días, siendo la principal causa de los brotes de esta enfermedad en Estados Unidos.

La CDC recomienda tomar precauciones como:

Antes de entrar a la alberca

- No nade ni deje que naden los niños si están enfermos con diarrea.

- Revise los resultados de la última inspección sanitaria de la piscina. Puede encontrar las calificaciones en línea o en el sitio.

- Haga su propia mini inspección. Mida los niveles de desinfectante, cloro o bromo, y de acidez del agua con tiras reactivas para asegurarse de que sean los correctos.

- La concentración de cloro libre debe ser de al menos 1 partes por millón en las albercas y los parques de agua.

- La concentración de bromo debe ser de al menos 3 partes por millón en las albercas y los parques de agua.

- El pH debe estar en el rango 7.2–7.8

- Enjuagarse antes de meterse al agua para no entrar con tierra y sudor.

 

Una vez dentro de ella

- No trague el agua.

- Lleve a los niños al baño y revisar los pañales con frecuencia.

- Cambiar los pañales en el baño o en un área destinada a cambiarlos, no a un lado de la alberca, para mantener a los microbios lejos del agua.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS