Los participantes tuvieron un 61% más de probabilidades de sufrir enfermedad renal crónica. (Foto: Especial)

Aguas de fruta aumentan el riesgo de sufrir enfermedad renal

El consumo de bebidas azucaradas, como refrescos, aumenta el riesgo de enfermedad renal crónica
Redacción | El Universal
18 Enero, 2019 | 14:00 hrs.

El consumo excesivo de refrescos  y aguas de fruta endulzada aumenta el riesgo de enfermedad renal crónica, según un estudio publicado en la revista de la Sociedad Americana de Nefrología y que contribuye a la creciente evidencia que apunta a las consecuencias negativas para la salud de estos productos.

“Hay información limitada sobre qué tipos de bebidas y patrones de bebidas están asociados con el riesgo de enfermedad renal”, señala la autora principal, Casey Rebholz, quien estudió a poco más de 3 mil personas con función renal normal inscritas en el “Jackson Heart Study”.

Para el estudio, los investigadores evaluaron la ingesta de bebidas azucaradas a través de un cuestionario de frecuencia de alimentos administrado entre 2000 y 2004, y durante el seguimiento entre 2009 y 2013.

Los resultados revelaron que un mayor consumo de bebidas endulzadas, entre las que se encuentran el refresco y el agua de fruta, está asociado con un riesgo elevado de enfermedad renal crónica —una afección que provoca que los riñones pierdan la capacidad de eliminar desechos metabólicos.

Esto debido a que de los más de 3 mil participantes, 185 desarrolló esta enfermedad en una mediana de seguimiento de ocho años. Incluso tuvieron 61% más de probabilidades de sufrir el padecimiento, el cual se produce lentamente durante muchos años.

Los resultados, de acuerdo con una editorial acompañante, tienen fuertes implicaciones para la salud pública debido a que aunque se ha logrado reducir el consumo de bebidas azucaradas a través de impuestos, algunas ciudades se han resistido a estos esfuerzos.

Esta resistencia cultural para reducir el consumo de bebidas azucaradas puede compararse con la resistencia cultural al abandono del hábito de fumar durante la década de 1960 después de la publicación del informe del Cirujano General”, indicaron académicos de la Universidad de Loyola.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS