Estornudar es una respuesta natural del cuerpo ante estímulos desagradables. (Foto: Especial)

Aguantar un estornudo podría perforar tu faringe

Retener la presión del aire de un estornudo podría afectar tu garganta, nariz y oídos
Redacción | El Universal
01 Octubre, 2018 | 16:00 hrs.

Un hombre de 34 años sufrió una perforación espontánea de la faringe por tratar de contener el aire de un estornudo. El hombre informó a los médicos que inmediatamente después del estornudo escuchó un crujido en el cuello. Horas más tarde acudió al médico con dolor, hinchazón y su voz distorsionada.

Estornudar es un mecanismo de defensa contra estímulos desagradables para el cuerpo como infecciones respiratorias o irritantes en las fosas nasales. Es un proceso natural y tratar de evitarlo puede tener fuertes complicaciones en la salud, esto según un reporte publicado en la revista médica BMJ Case Reports.

Según el reporte, el aire se expulsa a una velocidad de hasta 160 kilómetros por hora, y al no poder salir por la nariz, se extendió por el músculo del pecho y la garganta. El caso anterior es inusual, pero evitar un estornudo puede causar daños en los oídos y los senos paranasales, por lo que se recomienda no tratar de evitar los estornudos.

El hombre británico no tuvo que ser sometido a cirugía porque la perforación que sufrió fue muy pequeña, recibió antibióticos y tuvo que ser alimentado por un tubo durante siete días.

Los expertos de University Hospitals of Leicester NHS Trust mencionan que cubrir la boca y la nariz para impedir el estornudo también podría provocar la perforación del tímpano, la retención de aire entre los pulmones conocida como neumomediastino, e incluso la ruptura de vasos sanguíneos.

Además, la retención del aire del estornudo podría generar enfermedades causadas por partículas y gérmenes que se que quedan dentro del cuerpo y forman bacterias.

Según la autora principal del informe, la doctora Wanding Yang, aguantar un estornudo podría causar rinitis, inflamación en la mucosa de las fosas nasales, además de afectar los oídos y algunas veces provocar vértigo periférico y náuseas.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS