Especial/Pixabay

Afasia: tu boca no dice lo que tu cerebro ordena

Esta enfermedad se presenta como consecuencia de una lesión cerebral-vascular, traumatismo craneoencefálico o tumores en dicha zona
Alejandra Rodríguez |El Universal
17 Octubre, 2017 | 09:00 hrs.

El lenguaje es una herramienta esencial para poder relacionarnos socialmente; sin embargo, existen trastornos que provocan que la comunicación oral y escrita se vea disminuida. Estos son conocidos como afasias y afectan tanto la producción, como la comprensión del habla y la habilidad para leer y escribir.

Cuando se presenta una lesión en el lóbulo frontal izquierdo del cerebro se produce la afasia de broca; ésta se conoce así porque el área afectada del cerebro recibe ese nombre precisamente. Se presenta como consecuencia de una lesión cerebral-vascular, traumatismo craneoencefálico o tumores en dicha zona.

La manera en como puede ser tratada esta enfermedad es mediante terapia física, ocupacional y de lenguaje, para poder lograr mejorar las habilidades de sintaxis, integración semántica y planificación motora del lenguaje.

Fernanda de Blas López, fisioterapeuta egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), realiza terapias motoras para mejorar la movilidad en pacientes afectados en este aspecto. Hace algún tiempo atendió un caso muy particular: un joven de 33 años de edad que, a consecuencia de un golpe en la cabeza, mientras practicaba el arte marcial mixta Jiu Jitsu, manifestó afasia de broca.

Las lesiones en el área de broca son más frecuentes en personas de la tercera edad, por lo tanto, este caso era una excepción y era incluso más extraño por tratarse de un joven deportista. Los estudios arrojaron que “el paciente tenía las arterias mal desarrollas, el golpe fue suficiente para manifestar la afasia de broca, un episodio así no causa tal afección pero su predisposición genética lo determinó”, afirma la terapeuta física.

Esta enfermedad se trata de manera completa, y en el caso que atendió Fernanda de Blas el procedimiento fue el siguiente: “realizamos preguntas respecto a cómo se siente el paciente, para que éste escriba y hable, a la par movilizamos las piernas y brazos, de este modo, evaluamos su reacción y así manejamos la parte motora y la del lenguaje de manera integral”.

El joven llegó a terapia con Fernanda a los dos meses del accidente, tenía la mitad de su cuerpo paralizado, entendía lo que se le decía, pero no podía expresarlo, “la parte cognitiva, no se afecta en este padecimiento, o sólo mínimamente. Por lo tanto, el mayor reto es la frustración que sienten los pacientes al no poder completar una oración y decir lo que piensan”.

Tras dos meses en terapia, Fernanda señala que el paciente ya había logrado manejar las sintaxis en la escritura, pero la producción de sonidos, en términos de fonemas, le era más complicada. “Hay que tomar en cuenta que los pacientes con afasia de broca tienen una enfermedad complicada en tratamiento y diagnóstico, y que puede haber secuelas”.

Fernanda de Blas López recomienda a las personas que sufren esta enfermedad y a sus familiares que no se desesperen, “la rehabilitación es un proceso lento pero los pacientes logran una recuperación integral cuando son atendidos de manera oportuna”, asegura.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS