Los niveles altos de presión arterial diastólica en la vida tardía fueron factores predictivos del accidente cerebrovascular. (Foto: Especial)

Adultos jóvenes con hipertensión tienen más riesgo de enfermedad cardíacas

El aumento de colesterol malo durante la edad adulta joven se asoció con un riesgo mayor de enfermedad coronaria
Redacción | El Universal
16 Julio, 2019 | 17:06 hrs.

La hipertensión y los niveles altos de colesterol en la adultez temprana pueden llevar a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca en años posteriores, según un estudio publicado este martes por la Universidad de Columbia.

La investigación, que incluyó a 36 mil 30 participantes, encontró que el aumento de colesterol malo (LDL) durante la edad adulta joven estaba asociado con un riesgo 64% mayor de enfermedad coronaria.

Mientras que los niveles altos de presión arterial sistólica se asoció con un aumento del riesgo de insuficiencia cardíaca del 37%.

Si bien las exposiciones en adultos jóvenes no se relacionan con el accidente cerebrovascular, los niveles altos de presión arterial diastólica en la vida tardía fueron factores predictivos de éste.

Los resultados, publicados en el Journal of the American College of Cardiology, mostraron que durante los 17 años de seguimiento se presentaron 4 mil 570 incidentes de enfermedad coronaria, 5 mil 119 eventos de insuficiencia cardíaca y 2 mil 862 accidentes cerebrovasculares.

Lo anterior fue descubierto luego de que investigadores utilizaron datos de seis estudios de cohortes prospectivos y modelaron trayectorias completas de factores de riesgo desde los 18 hasta los 39 años.

Con esas trayectorias estimaron las asociaciones independientes de exposiciones a factores de riesgo durante la edad adulta joven (18-39 años) y más tarde en la adultez (40 años) con riesgo posterior de enfermedad coronaria, insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular.

“Nuestros resultados se suman a la evidencia acumulada de que la edad adulta joven es un periodo crítico en el que la presión arterial alta o el colesterol son particularmente dañinos”, dijo en un comunicado el líder de la investigación, Andrew Moran.

Ante ello, agregó, es importante mantener niveles óptimos de presión arterial y colesterol LDL durante esta etapa, pues esto podría proporcionar beneficios sustanciales de prevención de enfermedad cardiovascular.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS