Uno de los riesgos transquirúrgicos más graves pero menos frecuentes del trasplante es la hemorragia expulsiva. (Foto: Fundación Oftalmológica Nacional)

7 datos que debes conocer sobre el trasplante de córnea

La capacidad visual se recupera de manera paulatina en las primeras semanas
Rocío Mundo | El Universal
05 Octubre, 2018 | 14:00 hrs.

El trasplante de córnea es una de las cirugías oftalmológicas que con mayor frecuencia se realizan. Su aplicación garantiza una mejoría inmediata en la capacidad visual de la persona; sin embargo, no todos los individuos son candidatos a ella.

Para saber más de este procedimiento, Emmanuel Cabrera Martínez, oftalmólogo de la Asociación para evitar la ceguera I.A.P., comparte algunos datos relevantes sobre este procedimiento.

1. ¿En qué consiste el trasplante de córnea?

La cirugía de córnea o queratoplastia es la sustitución de una córnea opaca por una córnea transparente proveniente de un donador cadavérico. Esta cirugía garantiza la entrada de luz a las diferentes estructuras del ojo.

2. ¿Qué personas son candidatas a esta cirugía?

El candidato ideal para recibir un trasplante de córnea es aquel que tiene una opacidad en el lente natural del ojo, llamado córnea, y que tiene el resto de la anatomía del globo ocular conservada; es decir, el segmento posterior (retina y nervio óptico) sin ninguna alteración.

3. ¿Cuáles son los riesgos de un trasplante de córnea?

Uno de los riesgos transquirúrgicos más graves pero menos frecuentes del trasplante es la hemorragia expulsiva, debido a que al retirar la córnea todas las estructuras intraoculares están expuestas al medio ambiente.

Mientras que las complicaciones posquirúrgicas más frecuentes son la falla y el rechazo del injerto, infecciones y astigmatismo posquirúrgico.

4. ¿Qué ocurre cuando se presenta un rechazo de córnea?

El manejo del rechazo se realiza a base de inmunosupresores locales, como aplicación de gotas, y esteroides paraoculares. Esto hace que, a pesar de que se haya presentado un rechazo, la córnea siga manteniendo viabilidad.

Si a pesar del manejo médico el paciente vuelve a presentar un episodio de rechazo y pierde transparencia, se puede reintentar un segundo trasplante. Los datos clínicos de que ese trasplante fue rechazado son vascularización y pérdida de la transparencia.

Mientras que los datos de alarma que se presentan en la persona son ojo rojo, disminución de la agudeza visual, fotofobia, lagrimeo y dolor ocular.

5. Una vez realizado el trasplante, ¿en cuanto tiempo se recupera la vista?

Depende de las condiciones del resto de las estructuras del globo ocular y del manejo del astigmatismo posquirúrgico. Sin embargo, al ser una cirugía que requiere de suturas, la capacidad visual se recupera de manera paulatina en las primeras semanas.

Si un paciente tiene una opacidad total y se sustituye esa córnea con una transparente, la mejoría se nota de manera inmediata. La mejor capacidad visual de un trasplante de córnea se alcanza entre ocho y 12 meses, pero la mejoría es inmediata.

6. ¿Cuáles son los cuidados que se deben tener después un trasplante de córnea?

Los cuidados que se deben realizar durante las primeras 24 horas son reposo relativo, aplicación de medicamentos y revisión con el médico tratante. La inclusión del paciente a sus actividades cotidianas se hace de manera paulatina durante la primera y cuarta semana pues es una operación ambulatoria.

7. ¿Cuántos tipos de cirugía existen?

Actualmente, el hospital de la Asociación para evitar la ceguera realiza trasplantes de queratoplastia penetrante (cirugía tradicional), que sustituye la córnea completa, y trasplantes lamelares anteriores y posteriores, el cual consiste en cambiar la capa de la córnea que está enferma.

La cirugía lamelar posterior se encuentra sustituyendo la queratoplastia penetrante en patologías seleccionadas de las capas posteriores de la córnea, como descompensación endotelial asociada a pseudofaquia (lente intraocular), descompensación asociada a procedimientos de glaucoma y distrofia endotelial.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS