Especial

6 medicamentos que pueden intoxicar a tu mascota si los traga

Actualmente existen medicinas específicas para los perros, cuyo instructivo indica cuál debe ser la dosis correcta
Redacción | El Universal
23 Enero, 2018 | 09:00 hrs.

Las mascotas ya se han convertido en parte de la familia y verlas enfermas hace que queramos remediar su sufrimiento con los medicamentos que nosotros tomamos.

Sin embargo, aunque parezca un acto de amor inofensivo, dar medicamentos de humanos a perros puede tener consecuencias graves para la salud de la mascota. Los daños se incrementan cuando la dosis empleada es superior al peso del animal de compañía.

Las mascotas al metabolizar los medicamentos de forma diferente a las personas corren el riesgo de sufrir una intoxicación grave si son tratados con fármacos humanos. Por ello, actualmente existen medicinas específicas para ellos, cuyo instructivo indica cuántas tomas, y qué cantidad debe tomar el animal, en función de su peso.

“Mientras que los dueños de mascotas son conscientes de los venenos y otros peligros potenciales en el hogar, muchos no saben que varios medicamentos comunes para humanos con receta y de venta libre pueden representar un peligro para una mascota amada”, señala en un artículo la médico veterinaria, Karen Becker.

Ante esta situación, indica Becker, es necesario conocer los medicamentos más peligrosos para mascotas y así evitar una posible intoxicación, cuyos resultados puedan ser fatales.

1. Paracetamol. Los síntomas de intoxicación por este medicamento son letargo, dificultad para respirar, orina oscura, diarrea y vómitos. También puede haber daño hepático permanente en perros. Cuanto mayor sea la dosis, existen más probabilidades de que ocurran afectaciones en los glóbulos rojos.

2. Seudoefedrina. Este descongestionante, que se encuentra en medicamentos para el resfriado y la sinusitis, es altamente tóxico para los animales domésticos. Una tableta de 30 miligramos, señala Becker, puede causar que un perro pequeño muestre signos de toxicidad.

3. Antidepresivos. Los síntomas por intoxicación son apatía, vómito y, en algunos casos, síndrome de la serotonina, una reacción farmacológica potencialmente mortal en humanos. Esta condición provoca agitación, desorientación, frecuencia cardíaca elevada y convulsiones.

4. Medicamentos para diabéticos. Estos fármacos pueden causar una caída en los niveles de azúcar en la sangre de la mascota, provocando desorientación, falta de coordinación y convulsiones.

5. Derivados de vitamina D. Estos compuestos elevan los niveles de calcio en la sangre. Los signos de intoxicación incluyen pérdida de apetito, vómitos, aumento de micción y sed excesiva.

6. Benzodiacepinas y somníferos. Aunque están diseñados para reducir la ansiedad y ayudar a las personas a dormir mejor, en los animales domésticos ocasionan letargo severo, falta de coordinación y respiración lenta. En gatos puede causar insuficiencia hepática.

En el caso de los antiinflamatorios no esteroideos, su consumo indiscriminado ocasiona lesiones en el estómago de las mascotas, como úlceras estomacales y daño renal o hepático, debido a que uno de sus efectos secundarios es disminuir la mucosidad protectora del estómago.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS