Promoviendo la lactancia se reduce la huella de carbono en el planeta. (Foto: Especial)

5 razones para decirle sí a la lactancia

La leche materna es un alimento esencial para la nutrición de la vida de una persona
Melissa Sierra Ulloa | El Universal
01 Agosto, 2018 | 15:00 hrs.

En México sólo el 30 por ciento de los bebés reciben lactancia exclusiva durante los primeros seis meses de vida. Considerando que la leche materna es un complemento esencial de la nutrición de la vida de una persona, cada año se emplean campañas y medidas para difundir y promover que las mujeres amamanten a sus hijos por lo menos durante el primer año de vida.

Aquí te presentamos cinco razones por las que debes apoyar la lactancia, en voz de Salvador Villalpando Carreón, gastroenterólogo pediatra del Hospital infantil privado de Star Médica.

1. Contribuye a tu economía

La leche materna es el alimento más accesible en cuestión de economía, no sólo porque se produce de manera natural, sino porque debido a su composición reducirá las probabilidades de que los niños se enfermen y por lo tanto, los padres gastan menos dinero  en médicos y fármacos.

2. Menos enfermedades

Debido a los nutrientes que contiene la leche materna, la lactancia funciona como una primer vacuna que refuerza el sistema inmunológico del bebé, no sólo en los primeros años, sino que en todo su desarrollo. La lactancia puede reducir el riesgo de padecer epilepsia, leucemia, enfermedades crónicas cardiovasculares y diabetes.

3. Desarrollo neurológico

Se ha comprobado que los niños que son amamantados al menos los primeros seis meses de vida, tienen un mejor desarrollo neurológico. Además de un mayor desarrollo emocional debido al vínculo que generan con su madre.

4. Mejora la salud de las madres

Para una madre, la lactancia puede prevenir el desarrollo de enfermedades como el cáncer de mamá, cáncer de ovario y además, mejora su salud mineral ósea, por lo que sufren menos fracturas y tienen menor probabilidad de padecer osteoporosis.

5. Reduce la huella de carbono

Al promover la lactancia, se evita el consumo de productos que afectan al planeta, como el plástico de los biberones, el aluminio y los químicos utilizados para las latas de leche en fórmula, convirtiendo el planeta en un lugar más sustentable.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS