Existen ejercicios que pueden mejorar las molestias. (Foto: Especial)

4 razones por las que te puede salir un juanete

La obesidad es una de las principales causas no genéticas de la aparición de este mal
Darinka Gómez | El Universal
05 Febrero, 2018 | 10:00 hrs.

Los juanetes son una deformidad del dedo gordo que puede llegar a producir mucho dolor en las personas que lo padecen. Se trata de un padecimiento óseo localizado en el borde externo de dicho dedo que al crecer un hueso extra, suele desarrollarse un saco lleno de líquido.

Para prevenir la aparición de este molesto y doloroso padecimiento, la podóloga Marina Lira nos dice cuáles son los cuatro factores que pueden ocasionar un juanete

1. Hereditario

La herencia es uno de los principales factores de riesgo para desarrollar este problema en los pies. Existen personas que por predisposición tiene algún grado de deformidad que, si no se realizan los cuidados necesarios, puede derivar en un juanete.

herencia_0.jpg

2. Tipo calzado

Un calzado muy apretado que presiona el dedo puede provocar que surja el juanete debido a que el dedo reacciona a la presión. El uso regular de zapatillas muy puntiagudas y estrechas es un gran factor de riesgo.

zapatillos.jpg

3. El peso

La obesidad es una de las principales causas no genéticas de la aparición de este mal. El exceso de peso genera una gran cantidad de presión en los pies lo que causa que se vayan deformando; la deformación puede derivar en un juanete.

sobrepeso.jpg

4. El modo en que pisas

Aunque no lo creas, todos tenemos una pisada diferente, algunas personas apoyan más en una zona que en otra, según su forma de caminar o su peso. Una pisada que se apoya mucho sobre el lado izquierdo puede ser un factor de riesgo.

Para saber de qué lado apoyas más al caminar puedes revisar el desgaste de la suela de tu zapato o realizarte un examen biomecánico para saber si necesitas plantillas para corregirlo.  

caminar_0.jpg

Por desgracia este padecimiento no tiene cura pero puede corregirse, y mejorar, con cirugía. Aún así existen diversos ejercicios o aparatos que pueden ayudarte a disminuir las molestias, recuerda consultar con un especialista.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS