La mayoría de estos problemas son de tipo hereditario: (Foto: El Universal)

4 defectos de refracción que debes conocer

Emetropía es el término con el que de conoce a los ojos que no tienen ningún error de refracción
Darinka Gómez | El Universal
08 Agosto, 2019 | 11:00 hrs.

En un ojo sano la imagen debe caer justo en la retina, cuando esto no ocurre, si cae antes o cae después, se dice que la persona padece un problema de refracción, el cual afecta la calidad de visión provocando que vea imagenes borrosas.  

Así lo explica el oftalmólogo Luis Antonio de Alba Galindo, especialista de la Clínica Oftalmológica Omnilaser, quien también señala que en la mayoría de los casos estos problemas son de tipo hereditario. Al ojo normal se le conoce como emetropía, es decir, que no tienen ninguna clase de distorsión. 

1. Miopía

Este problema de refracción se presenta cuando el ojo es demasiado grande o tiene una forma demasiado alargada, como si fuera una bala; también puede ocurrir cuando la córnea o el cristalino tienen alguna deformidad. 

Cualquiera que sea el caso, el resultado será que las personas no puedan ver bien de lejos pues las imágenes parecen borrosas. Esto ocurre porque cuando entra la imagen al ojo ésta se proyecta antes de la retina. 

miopia.jpg

 

2. Astigmatismo 

El astigmatismo puede presentarse cuando la córnea o en el cristalino del ojo tienen una curvatura irregular, lo que provoca que las imágenes tengan varios puntos de enfoque en lugar de uno solo. Las personas con este problema suelen tener dificultades para ver tanto de cerca como de lejos. 

astigmatismo.jpg

 

3. Hipermetropía 

Se trata de una anomalía visual en la que la luz que entra en el ojo no logra enfocar en el mejor punto de visión, lo cual da como resultado que la persona vea borroso. Es un error refractivo que todos tenemos al nacer pero suele corregirse con el tiempo; sin embargo, persiste en algunas personas y es cuando se requiere tratamiento. 

hipermetropia.jpg

 

4. Presbicia

La presbicia, mejor conocida como vista cansada, es una condición que aparece de forma natural entre los 40 y 45 años, y que forma parte del deterioro normal del ojo por la edad.  

Su principal síntoma es la dificultad de ver objetos o leer de cerca debido a que el cristalino va perdiendo su capacidad de enfocar a diferentes distancias. 

presbicia.jpg

Es común que una misma persona presente diferentes tipos de errores refractivos en uno o en ambos ojos lo cual afecta en gran medida su calidad de vida pues le impide ver correctamente. 

En la actualidad uno de los tratamientos más efectivos es una cirugía conocida como VisuMax, la cual se realiza con rayo láser y asegura la completa corrección del problema en el paciente y sin reincidencia. 

Para asegurarse que la persona no padece ninguno de estos problemas visuales, el especialista recomienda realizar una revisión anual con el oftalmólogo. 

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS