Especial/El abc naturista

12 datos sobre la rubéola

Tiene consecuencias graves en las mujeres embarazadas, sus hijos pueden nacer con males congénitos
Redacción | El Universal
25 Septiembre, 2017 | 13:00 hrs.

La rubéola es una infección vírica aguda y contagiosa. El virus de la rubéola se transmite por partículas en el aire, cuando las personas infectadas estornudan o tosen. Los humanos son el único ser en el que el virus tiene efectos.

Si bien por lo general la enfermedad es leve en los niños, tiene consecuencias graves en las embarazadas, porque puede causar muerte fetal o defectos congénitos en la forma del síndrome de rubéola congénita.

La Organización Mundial de la Salud señala los siguientes datos y cifras respecto a la rubeóla:

1. En los niños, por lo general, la enfermedad es leve, con síntomas que incluyen erupción cutánea, fiebre poco intensa de aproximadamente 39 °C, náuseas y conjuntivitis leve.

2. No se dispone de un tratamiento específico para la rubéola, pero la enfermedad es prevenible con vacunas.

3. Una vez que se contrae la infección, el virus se disemina por todo el organismo en aproximadamente cinco o siete días. Habitualmente, los síntomas aparecen de dos a tres semanas después de la exposición. El período más contagioso por lo general es de uno a cinco días después de la aparición de las erupciones en la piel.

4. Se calcula que cada año nacen en el mundo aproximadamente 100 mil niños con síndrome de rubéola congénita.

5. Los adultos infectados, con mayor frecuencia mujeres, pueden padecer artritis y dolores articulares, por lo general de 3 a 10 días.

6. Cuando el virus de la rubéola infecta a una mujer embarazada en las primeras etapas del embarazo, la probabilidad de que la mujer transmita el virus al feto es del 90%. Esto puede provocar aborto espontáneo, bebés que nacen con males congénitos o defectos graves en la forma del síndrome de rubéola congénita.

7. Los niños con síndrome de rubéola congénita pueden padecer defectos de audición, defectos oculares y cardíacos y otros trastornos permanentes como autismo, diabetes mellitus y disfunción tiroidea.

8. El mayor riesgo de la rubéola congénita se da en países donde las mujeres en edad fértil no tiene inmunidad contra la enfermedad, que se adquiere con la vacuna o cuando han sido infectadas antes del embarazo. Antes de la introducción de la vacuna, hasta cuatro niños de cada mil niños nacían con síndrome de rubéola congénita.

9. La vacuna contra la rubéola contiene una cepa de virus vivo atenuado que se ha utilizado durante más de 40 años. Una sola dosis de vacuna confiere un nivel de inmunidad a largo plazo superior al 95%, que es similar al que genera la infección natural.

10. Las reacciones adversas a la vacuna por lo general son leves. Pueden consistir en dolor y enrojecimiento en el sitio de la inyección, fiebre leve, exantema y dolores musculares.

11. La OMS recomienda que todos los países que no hayan adoptado aún la vacuna contra la rubéola consideren incorporarla al esquema de vacunación. De acuerdo con Plan de acción mundial sobre vacunas, el control de la rubéola está retrasado en dos regiones: África y Mediterráneo Oriental, que aún no han establecido metas con respecto a la eliminación o el control de la enfermedad.

12. La OMS tiene como meta el 2020 para eliminar la rubéola en cinco estados miembros. Una región, las Américas, ha eliminado la transmisión endémica de la rubéola, y en 2015 se confirmó el fin del síndrome de rubéola congénita.

 

Con información de la Organización Mundial de la Salud

QUÉ DICEN LOS USUARIOS