Los investigadores se están centrado en cambiar el tipo A que es más común que el B