Aprender a leer las etiquetas es vital para comer de manera saludable. (Foto: Especial)

¿Sabes qué son los alimentos funcionales?

Las etiquetas de estos alimentos señalan que contienen pocos ingredientes en su elaboración
Darinka Gómez | El Universal
28 Mayo, 2019 | 11:00 hrs.

Los alimentos naturales aportan las vitaminas, minerales y todos aquellos nutrientes que necesitamos para llevar una vida saludable; sin embargo, ahora, con la tecnología, se puede hacer que los alimentos tengan más beneficios. A este tipo de alimentos, a los que se les añaden nutrientes, son conocidos como alimentos funcionales.

“El nombre de alimentos funcionales se usa para describir a aquellos alimentos que brindan algún beneficio extra, sobre todo en el caso de los alimentos manipulados”, dice la nutrióloga Mónica Fuentes.

También señala que, a pesar de ser alimentos modificados, o procesados, son diferentes a los ultraprocesados y es importante aprender a distinguirlos.

“Existen muchos alimentos en el mercado que señalan estar fortificados o adicionados con vitaminas y minerales  y que tienen muchos beneficios a pesar de ser procesados; un ejemplo de esto es el aceite de oliva”, comenta la nutrióloga.

Para aprender a distinguir entre una alimento funcional y un alimento ultraprocesado, que usa publicidad engañosa para incentivar la compra, es vital revisar las etiquetas de los productos.

“Si un alimento dice fortificado con vitaminas y minerales pero en la etiqueta vemos que tienen una cantidad mínima o que sí lo tiene, pero además tiene mucha azúcar, entonces no es un alimento funcional”, agrega Puente.

Un verdadero alimento funcional sería, por ejemplo, un yogur que además de tener calcio en la etiqueta se observa que un gran porcentaje de sus ingredientes son lactobacilos.

Otro consejo para distinguir entre un alimento funcional procesado y un ultraprocesado es revisar la cantidad de ingredientes en la etiqueta.

“Generalmente los alimentos ultraprocesados tienen más de cinco ingredientes en su etiqueta; por ejemplo, un yogur que diga tener muchos lactobacilos pero también tenga azúcar añadida, colorantes y conservadores, no es un buen alimento”.

Existen marcas que sí son procesadas, porque les añaden nutrientes, pero sólo tienen los ingredientes saludables y no otros como químicos, conservadores y azucares dañinas para la salud.  

“Aprender a leer las etiquetas es lo más importante para no dejarse llevar por la publicidad y consumir realmente alimentos saludables”, concluye.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS