El síndrome de Wernicke-Korsakoff está asociado a la deficiencia de tiamina. (Foto: Especial)

¿Qué es la tiamina?

La tiamina se obtiene principalmente a través de alimentos como los frijoles negros o las nueces
Redacción | El Universal
25 Noviembre, 2019 | 10:00 hrs.

La tiamina es el otro nombre con el que se conoce a la vitamina B1. La función de la tiamina es ayudar a convertir los alimentos que consumimos, principalmente los carbohidratos, en la energía que el cuerpo necesita para funcionar. Por esta razón es un compuesto de vital importancia para el correcto funcionamiento de nuestras células. 

La tiamina, o vitamina B1, se obtiene principalmente a través de los alimentos debido a que se encuentra de manera natural en muchos de ellos pero también a que otros que la tenían ha sido fortificados para evitar una deficiencia en la población. 

Los alimentos a través de los cuales las personas obtienen esta importante vitamina son, principalmente, productos integrales como el pan, los cereales, las pastas y el arroz, carne de cerdo, pescado  y legumbres, como los frijoles negros y la soya, y las semillas y nueces.

Cuando una persona no obtiene suficiente tiamina de los alimentos que consume, o si su organismo absorbe demasiada o muy poca tiamina, ésta podría desarrollar una deficiencia. 

Si bien la deficiencia de tiamina, o vitamina B1, es poco común en países desarrollados existen personas que pueden tener una predisposición a desarrollarla debido a que pueden tener dificultades para procesarla.

Las personas en esta situación son aquellas que tengan algún tipo de dependencia alcohólica, adultos mayores, personas con el VIH, personas con diabetes y aquellos que se hayan sometido a una cirugía bariátrica de maner reciente. 

Algunos de los efectos o síntomas de la deficiencia de tiamina pueden ser pérdida de peso y apetito, confusión, pérdida de memoria, debilidad muscular y problemas cardíacos. 

Cuando esta deficiencia es severa pueden desencadenar la aparición de una enfermedad conocida como beriberi, la cual, además de los síntomas anteriores, también provoca otros como hormigueo, entumecimiento en las manos y los pies, la pérdida muscular y la falla en los reflejos. 

La tiamina también ayuda a personas con enfermedad renal con diabetes. Las investigaciones muestran que tomar altas dosis de tiamina (300 mg por día) reduce la cantidad de albúmina en la orina en personas con diabetes de tipo 2.

Otra enfermedad asociada a la deficiencia de tiamina es el síndrome de Wernicke-Korsakoff, que afecta principalmente a las personas con alcoholismo debido a que el consumo excesivo de alcohol interfiere con la metabolización de la vitamina. En personas con este problema la mayor parte de la tiamina no es absorbida. 

El síndrome de Wernicke-Korsakoff causa hormigueo y entumecimiento en las manos y los pies, pérdida de memoria grave, desorientación y confusión

Existen ciertos medicamentos que pueden afectar los niveles de tiamina en el cuerpo, tales como la furosemida, para el tratamiento de la presión alta, y el fluorouracilo, usado en el tratamiento de ciertos tipos de cáncer, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Salud. 

Las personas que hayan pensando en usar suplementos de tiamina, ya sea por pastillas o en su forma inyectable deben consultar a un médico antes de automedicarse, debido a que los suplementos de tiamina o de vitamina B1 podrían interactuar o interferir con otros medicamentos, causando algunos efectos secundarios. 

Conversa con tu médico acerca de la tiamina y otros suplementos dietéticos con vitamina B para determinar cuáles y en qué cantidades podrían tener un beneficio para tu salud. Los preparados comerciales suelen contener algunos miembros de este complejo vitamínico, en especial tiamina (vitamina B1), piridoxina (vitamina B6) y cianocobalamina (vitamina B12).

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS