Esta molécula es sintetizada de manera natural en el organismo. (Foto: Especial)

¿Qué es la L-carnitina?

Los beneficios que se atribuyen a este suplemento no cuentan con una base científica firme
Redacción | El Universal
09 Diciembre, 2019 | 09:00 hrs.

La L-carnitina es un componente orgánico clasificado como una amina que se forma a partir de dos aminoácidos esenciales: la lisina y la metionina. Su función es transportar ácidos grasos al interior de las mitocondrias donde estos son transformados en energía. 

Debido a cómo se realiza este proceso en el mercado se ha popularizado la venta de suplementos de L-carnitina que la clasifican como un “transportador de grasas” y, por lo tanto, como un componente que favorece la quema de las mismas. 

Sin embargo, este efecto no cuenta con una base científica, e incluso existen diversos estudios en los que se trató de demostrar este beneficio asociado a la carnitina sin resultados satisfactorios, de acuerdo con información de la Federación Española de Medicina del Deporte. 

La L-carnitina es un componente vital para las diferentes funciones del organismo y por esta misma razón el cuerpo produce la cantidad suficiente para un óptimo desempeño. 

Además de que el cuerpo lo sintetiza de manera natural, ya sea en el hígado, en los riñones o en el cerebro, la L-carnitina también puede obtenerse por medio de consumo de carne, donde se encuentra en cantidades considerables. 

De hecho, el nombre de carnitina proviene del latín carnis, que significa carne, debido a que fue en la carne donde se encontró por primera vez esta molécula, en el año de 1905. 

En los últimos años se han popularizado el uso de suplementos de L-cartinina debido a que se promueve que ayuda perder peso por ser un “quemador de grasa” y que ayuda a crear más músculo, aumentar la energía y tener mayor rendimiento en personas que realizan ejercicio. 

Sin embargo, un estudio realizado por la University of Halle, en Alemania, demostró que su consumo no promovía la pérdida de peso en personas con sobrepeso u obesidad

Las contraindicaciones para el uso de L-carnitina son sobre todo para personas que padecen epilepsia, ya que incrementa la fuerza de las convulsiones. 

También se desaconseja su uso para personas con problemas del corazón, problemas en los riñones, personas con neuropatías, diabéticos, así como durante el embarazo y la lactancia. 

Por su parte, algunos de los efectos secundarios del uso de L-carnitina pueden ser náuseas, vómito, mareos, dolor abdominal, diarrea y en algunos casos taquicardia e hipertensión.  

También se debe advertir que consumir carnitina sin necesitarlo puede afectar la síntesis natural que su organismo realiza y provocar una deficiencia real de la molécula. 

Las deficiencias de L-carnitina afectan el funcionamiento muscular, lo que puede generar problemas como miopatías, hipoglucemia e incluso cardiopatías. 

El consumo de suplementos de L-carnitina únicamente está recomendado como parte del tratamiento de algunas enfermedades como esteatohepatitis no alcohólica, la baja movilidad en los espermatozoides, por una intoxicación con ácido valproico o en casos donde se demuestre que existe una deficiencia. 

Los suplementos de carnitina pueden encontrarse en varias presentaciones como la carnitina en tabletas o la carnitina liquida. El precio de la L-carnitina puede ir desde los 400 pesos hasta los 800 pesos según la presentación y la cantidad. 

También se ha popularizado el uso de la L-carnitina de manera inyectable; sin embargo, se desaconseja por completo su uso pues no existen estudios científicos sobre los efectos secundarios que pudiera tener y no tiene beneficios reales sobre el organismo pues en esta presentación el cuerpo no puede metabolizarla. 

Si has pensando en usarla como suplemento consulta a tu médico, una sobreingesta de este suplemento podría provocarte problemas de salud.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS