Especial

¿Por qué no deberías comer sopas instantáneas?

Demasiados carbohidratos, grasas, y sobretodo, demasiado sodio, contenidos en tan pequeña porción de alimento
Gabriela Noriega Orvañanos | El Universal
24 Octubre, 2017 | 11:00 hrs.

Es una realidad el hecho de que cada vez son más las mujeres que deben conseguir un trabajo fuera de casa para aportar una entrada adicional al gasto familiar. Este es un fenómeno social que ha originado un cambio radical en los hábitos de alimentación en miles de familias mexicanas, pues era costumbre que las mujeres se encargaran de esta tarea en su hogar.

Si bien es cierto que la necesidad de recurrir a alimentos altamente procesados, por comodidad o por la falta de tiempo para la elección y preparación de alimentos más saludables, es el resultado de este fenómeno social, también es una realidad que en muchos hogares, donde el hombre o la mujer se dedican al hogar, se opta por este tipo de productos.

Considero conveniente hacer un análisis de lo que se está ingiriendo a través de estos productos para que todos los consumidores cuenten con elementos a la hora de elegir sus alimentos.

De acuerdo con la información nutrimental y a la lista de ingredientes contenidas en el empaque, por envase de 64 gramos, este tipo de sopas instantáneas aportan al organismo 290 calorías: seis gramos de proteína (proporcionados básicamente por la proteína contenida en la pasta), 12 gramos de grasa (proporcionados por el aceite vegetal parcialmente hidrogenado y el caldo de pollo deshidratado), 38 gramos de carbohidratos (proporcionados por los almidones de la pasta, lactosa y el azúcar presentes en la fórmula), y la espectacular cantidad de 1.2 gramos de sodio (proporcionados por la sal, y una larga lista de aditivos alimentarios como son el glutamato monosódico, salsa de soya deshidratada, fosfato de sodio, carbonato de sodio, inosinato disodio y guanilato disósico).

¿Conclusión? Demasiados carbohidratos, grasas, y sobretodo, demasiado sodio, contenidos en tan pequeña porción de alimento, considerando lo siguiente:

•La cantidad de pasta contenida en un envase representa alrededor de dos y medias rebanadas de pan, un bolillo con todo y el migajón o dos y media tortillas, con lo que pueden prepararse varios platillos de mejor calidad nutrimental.

Por ejemplo, un sándwich, una torta o una sincronizada terminarán siendo mejores opciones a una porción de sopa instantánea de este tipo, y la realidad es que prepararlos no toma tanto tiempo.

Un sándwich con 30 gramos de queso panela (incluyendo una cucharada de mayonesa), aporta aproximadamente 254 kilocalorías: 30 gramos de carbohidratos, 11 gramos de proteína, y 10 gramos de grasas, y definitivamente representa un alimento mucho más equilibrado en sus componentes, y que adicionalmente puede aportar fibra a su organismo si se elabora a partir de pan integral.

La cantidad de sodio presente en una porción de sopa instantánea representa aproximadamente el 50% del total del sodio recomendado para todo el día; siendo la recomendación diaria promedio de este electrolito de 2.4 gramos al día para la población adulta saludable.

Aún cuando ciertos grupos de individuos pueden favorecerse nutricionalmente con el contenido de hidratos de carbono de este tipo de alimento (sin incluir el alto contenido de sodio), definitivamente no es recomendable que sea consumido por aquellas personas con sobrepeso u obesidad (sobretodo si existe hipertensión arterial).

En el caso de aquellas personas con diabetes, en donde sus dietas moderan y distribuyen la ingestión de los hidratos de carbono a lo largo del día, y en donde un elevado consumo de sodio puede predisponer a la hipertensión o a alguna condición renal, este tipo de alimentos tampoco es recomendable.

Este tipo de alimentos, como muchos otros de su rubro, definitivamente tiene su cabida dentro de una alimentación sana y equilibrada, todo depende de quién puede consumirlos, en qué cantidad y qué tan seguido.

Un especialista en nutrición es la persona capacitada para determinar si estos productos pueden o no formar parte de tu dieta.

 

Gabriela Noriega Orvañanos

Nutrióloga

Especialista en Nutrición Clínica y Nutrigenética

Email: [email protected]

Teléfono: 04455 47685889

QUÉ DICEN LOS USUARIOS