Los futbolistas profesionales podrían correr el riesgo de sufrir los mismos problemas cognitivos que afectan a boxeadores. (Foto: Reuters)

¿Por qué los futbolistas deberían dejar de cabecear el balón?

Científicos hallaron señales de daño cerebral que podría causar demencia en varios exfutbolistas
Redacción | El Universal
15 Abril, 2018 | 08:00 hrs.

El futbol es uno de los deportes más populares del mundo, millones de personas se apasionan al ver a su equipo jugar, sin embargo, este deporte también tiene riesgos. Un estudio publicado por la revista Acta Neuropathologica señala que el cabecear el balón podría tener daños cerebrales a futuro.

Científicos hallaron señales de daño cerebral que podría causar demencia en varios exfutbolistas, lo que alimenta la preocupación sobre los peligros que tiene golpear el balón con la cabeza o el choque de cabezas a la hora de disputar el esférico.

El estudio indica que algunos futbolistas profesionales podrían correr el riesgo de sufrir los mismos problemas cognitivos que afectan a boxeadores y a algunos jugadores de futbol americano.

“Demostramos que el mismo patología que ocurre en exboxeadores también puede darse en algunos exfutbolistas que sufren demencia, aunque es un número menor”, dijo Huw Morris, uno de los investigadores del Instituto de Neurología UCL de Londres.

Además añadió que “La carrera promedio de estos jugadores fue de 26 años, que son miles de horas de juego, miles de horas de práctica y miles de horas de cabezazos, creo que el riesgo es extremadamente bajo para jugadores no profesionales”.

Los científicos hallaron evidencia de encefalopatía traumática crónica (ETC), una potencial causa de demencia, en cuatro de los seis cerebros. Los seis también mostraban señales de la enfermedad de Alzheimer. Como ya se había mencionado la ETC es común en ex boxeadores y ha sido relacionada con problemas de memoria, comportamiento y motrices.

Según la OMS, la demencia es un síndrome de naturaleza crónica o progresiva caracterizado por el deterioro de la función cognitiva (es decir, la capacidad para procesar el pensamiento) más allá de lo que podría considerarse una consecuencia del envejecimiento normal.

En el mundo hay 50 millones de personas que padecen demencia, y cada año se registran cerca de 10 millones de nuevos casos.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS