Las heces fecales contienen bacterias intestinales. (Foto: Especial)

¿Por qué deberías bajar la tapa antes de jalar la palanca?

Algunas bacterias peligrosas pueden ser “E. coli” y “salmonella”
Redacción | El Universal
10 Agosto, 2018 | 09:00 hrs.

¿Sueles bajar la tapa del inodoro antes de jalar la palanca? Si tu respuesta es no quizá deberías considerarlo ya que tu cepillo de dientes y tus toallas de baño podrían verse afectados, así como tu salud.

Diversos estudios y experimentos han demostrado que al jalar la palanca del baño se forma una especie remolino cuya fuerza es suficiente para impulsar hacia afuera una pequeña parte del agua contenida en la taza.

Es así que gotas diminutas (e imperceptibles a simple vista) salen disparadas en todas direcciones cuando la tapa se encuentra arriba. Lo poco higiénico de esto es que esas gotas no son sólo agua pues contienenresiduos fecales y millones de microscópicas bacterias que con la fuerza del impulso puede aterrizar en cualquier parte de tu baño.

Para demostrar que esto es real, el microbiólogo José Ramos Vivas realizó un experimento en el cual colocó cajas de petri en el piso de un baño, posteriormente jaló la palanca y esperó para ver si habían caídobacterias dentro de los contenedores.

El resultado fue que afirmativo y eso lo supo porque tiempo después, las bacterias comenzaron a reproducirse. Las pruebas de este experimento las publicó en su cuenta de Twitter acompañadas de la pregunta ¿Qué pasa si vamos al baño y al tirar de la cadena no bajamos la tapa? Hemos hecho la prueba”.

bacterias_bano.jpg

Se estima que con este remolino que realiza el inodoro las bacterias intestinales pueden llegar a saltar hasta un metro fuera de la taza, de acuerdo con información del organismo Hygiene Council, que se dedica a trabajar para disminuir las enfermedades infecciosas provocadas por malas prácticas de higiene.

Y si bien muchas de ellas son bacterias inofensivas las heces fecales pueden llegar a contener E. coli, Norovirus y Salmonella, todas ellas relacionadas con graves infecciones intestinales.

Los lugares con mayor riesgo de transmisión son hospitales y baños públicos y las personas más vulnerables son los niños pequeños, adultos mayores y personas son sistemas inmunes débiles.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS