Especial

¿Para qué sirve el apéndice?

Un estudio analizó por qué este órgano es parte de la evolución humana
Redacción | El Universal
08 Febrero, 2018 | 13:40 hrs.

Al apéndice se le ha atribuido ser un órgano sin ninguna función primordial para el funcionamiento del cuerpo, pues cuando se inflama y provoca apendicitis, la extracción quirúrgica siempre es la solución.

Aunque es ampliamente visto como un órgano con poca función conocida, un estudio sugiere que el apéndice puede servir para un propósito importante.

Heather F. Smith, profesora Asociada de la Facultad de Medicina Osteopática de la Universidad Midwestern Arizona, estudió la evolución del apéndice a través de los mamíferos. El equipo de investigación reunió datos sobre la presencia o ausencia del apéndice y otros rasgos gastrointestinales y ambientales para 533 especies de mamíferos.

En la investigación se mapearon los datos en una filogenia (árbol genético) para rastrear cómo el apéndice ha evolucionado a través de la evolución de los mamíferos, y para tratar de determinar por qué algunas especies tienen un apéndice mientras que otras no.

Encontraron que puede servir como un reservorio para las bacterias intestinales beneficiosas y que el apéndice ha evolucionado independientemente en varios linajes de mamíferos, y casi nunca desaparece de un linaje una vez que ha aparecido. Esto sugiere que el apéndice probablemente tenga un propósito adaptativo.

En el proceso de investigación se analizaron factores ecológicos, como la dieta, el clima, cómo es social una especie y dónde vive, pudieron rechazar varias hipótesis propuestas anteriormente que intentaron vincular el apéndice a factores dietéticos o ambientales.

Los investigadores encontraron que las especies con un apéndice tienen concentraciones promedio más altas de tejido linfoide (inmune).

Los hallazgos del estudio sugieren que el apéndice puede jugar un papel importante como un órgano inmune secundario. El tejido linfático también puede estimular el crecimiento de algunos tipos de bacterias beneficiosas del intestino, lo que proporciona más evidencia de que el apéndice puede servir como un repositorio de bacterias benévolas para el cuerpo.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS