Las nueces son ricas en grasas insaturadas saludables, vitaminas, minerales y fibra. (Foto: Especial)

Nueces pueden evitar que subas de peso a largo plazo

El reemplazo de 0.5 porciones diarias de alimentos poco saludables por nueces está relacionado con un riesgo de menor de obesidad
Redacción | El Universal
30 Septiembre, 2019 | 15:57 hrs.

Sustituir alimentos poco saludables por nueces puede ser una estrategia simple para evitar el aumento de peso a largo plazo, según un estudio publicado en la revista BMJ Nutrition, Prevention and Health.

La investigación encontró que el reemplazo de 0.5 porciones diarias de alimentos poco saludables por nueces está relacionado con un bajo incremento de peso, así como con un riesgo menor de obesidad.

Las nueces son ricas en grasas insaturadas saludables, vitaminas, minerales y fibra; sin embargo, son densas en calorías, por lo que no son consideradas la opción ideal para el control de peso.

La evidencia actual, sin embargo, sugiere que la calidad de lo que se come puede ser tan importante como la cantidad.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron información sobre peso, dieta y actividad física en tres grupos de personas: 51 mil 529 profesionales de salud masculinos de 40 a 75 años, 121 mil 700 enfermeras de 35 a 55 años, y 116 mil 686 enfermedad de 24 a 44 años.

Durante más de 20 años de monitoreo, los participantes indicaron cada cuatro años su peso y la frecuencia con la que comían nueces, incluidos cacahuates y mantequilla de maní.

Como parte del estudio, el ejercicio semanal promedio se evaluó cada dos años mediante un cuestionario.

Los hallazgos mostraron que el aumento de peso anual promedio en los tres grupos fue de 0.32 kilogramos. Mientras que un consumo mayor de cualquier fruto seco se asoció con un menor aumento de peso a largo plazo y un menor riesgo de obesidad.

Incrementar a la mitad el consumo de nueces de una porción al día se asoció con un menor riesgo de aumentar dos o más kilos en cuatro años. Y un aumento diario de media porción en el consumo de nueces se asoció con un riesgo 12% menor de obesidad”, señaló el documento.

También se encontró que una ingesta de nueces mayor a media porción al día se relacionó con una probabilidad 23% menor de subir cinco o más kilos, así como de volverse obeso durante los cuatro años.

Los autores explicaron que estos resultados podrían estar relacionados con el hecho de que al masticar las nueces se requiere un poco de esfuerzo, dejando menos energía para comer otras cosas.

Mientras que su alto contenido en fibra puede retrasar el vaciado del estómago, por lo que una persona suele sentirse saciada por más tiempo. Esta sustancia también se une a las grasas en el intestino, lo que significa que se excretan más calorías.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS