Especial://pixabay

Mito o no: ¿es más sano comer pollo?

Si no se conserva en refrigeración, no se consume rápido o no se prepara con higiene se vuelve peligroso
Redacción | El Universal
05 Septiembre, 2017 | 12:00 hrs.

Aunque popularmente se prefiere a la carne de pollo y pescado, por encima de la cerdo y res, también su consumo implica riesgos a la salud si no se tienen buenas medidas higiénicas.

De acuerdo con Gibrán Melchor Villanueva Ortiz, médico adscrito a la Unidad de Medicina Familiar 167 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la carne blanca es un suministro importantísimo de microorganismos nocivos para la salud humana como la salmonella y la schigella, causantes de cuadros clínicos de deshidratación que afectan gravemente a niños menores de cinco años y a personas de la tercera edad.

A raíz de un contagio de estas bacteria, señala, pueden comenzar síntomas de fiebre tifoidea, infección dolorosa y molestias en el aparato digestivo.

Al ingresar al cuerpo luego de ingerirlos por carne contaminada, “los microorganismos se van directamente al intestino, provocando dolor de estómago, náuseas, vómito y aumento en el número de defecaciones que se realizan en un día”.

El experto explicó que si no se conservan en refrigeración, no se consumen rápidamente, no se preparan con higiene o no quedan lo mejor cocidas posible, las carnes de pollo y pescado "se contaminan fácilmente y se vuelven un foco latente de infección".

Por ello, recomendó que al adquirir productos cárnicos, "lo mejor es que tengamos la precaución de ir a establecimientos que tengan la certificación de un rastro".

 

Con información de Notimex

QUÉ DICEN LOS USUARIOS