Especial

¿Los cigarros electrónicos afectan al cuerpo?

El equipo de investigadores analizó a 33 adultos sanos que no fumaban cigarrillos electrónicos o tabaco
Redacción | El Universal
30 Enero, 2018 | 09:00 hrs.

A diferencia de los cigarros tradicionales, los cigarrillos electrónicos, también conocidos como e-cigs, no tienen combustión ni tabaco. En cambio, estos dispositivos electrónicos entregan nicotina con aromatizantes y otros químicos en vapor en lugar de humo.

Por ello, muchas personas creen que los e-cigs tienen menos agentes cancerígenos que los que generalmente se encuentran en el alquitrán. De ahí que consideren que el riesgo de sufrir cáncer o un ataque cardíaco sean menores. Pero, ¿qué tan seguros son los cigarrillos electrónicos si contienen nicotina?

Un nuevo estudio de la Universidad de Carolina (UCLA) descubrió que después de fumar un cigarrillo electrónico con nicotina, las personas experimentaron un aumento en los niveles de adrenalina en sus corazones.

El equipo de investigadores analizó a 33 adultos sanos que no fumaban cigarrillos electrónicos o tabaco en la actualidad. En días diferentes, cada participante usó un cigarrillo electrónico con nicotina, un cigarrillo electrónico sin nicotina o un dispositivo vacío.

Los investigadores, posteriormente, midieron la actividad de adrenalina cardíaca al evaluar la variabilidad de su frecuencia y el estrés oxidativo en muestras de sangre al medir la paraoxonasa plasmática de la enzima.

Para medir la variabilidad de la frecuencia, el equipo de científicos utilizó una técnica llamada “variabilidad de la frecuencia cardíaca” obtenida a partir de una grabación prolongada y no invasiva del ritmo cardíaco.

Los hallazgos, publicados en el Journal of the American Heart Association, revelaron que, pese a aumentar los niveles de adrenalina, el estrés oxidativo, que incrementa los riesgos de aterosclerosis y ataque cardíaco, no mostró cambios después de la exposición a cigarrillos electrónicos con y sin nicotina, debido a que el número de marcadores que estudiaron fue mínimo.

"Estos hallazgos desafían el concepto de que la nicotina inhalada es benigna o segura", señaló Holly Middlekauff, autora principal y profesora de medicina y fisiología en la UCLA.

Los investigadores dijeron que los estudios futuros deberían analizar más de cerca el estrés oxidativo y el uso de cigarrillos electrónicos, utilizando un número más amplio de marcadores cardíacos y en una población más grande de personas.

Anteriormente, los investigadores habían informado que los consumidores crónicos de e-cig tenían mayores probabilidades de tener signos de dos factores de riesgo cardíaco. El estrés oxidativo, que dificulta la capacidad del cuerpo para defenderse contra los radicales libres, y niveles más altos de adrenalina, ocasionando un aumento del ritmo cardíaco y presión arterial alta.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS