Se deben conocer los riesgos del uso de este tipo de dispositivos. (Foto: Especial)

Las máscaras anticontaminación no son eficaces

Una de las razones es que la eficacia depende de cómo se ajusten a la morfología de cada usuario
Redacción |EFE
19 Julio, 2018 | 17:00 hrs.

Se examinaron más de 200 diferentes máscaras anticontaminación presentes en el mercado y se llegó a la conclusión que su uso en ciclistas y personas con problemas de salud, no tiene resultados eficaces, esto según un organismo oficial francés.

En un comunicado, la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de la Alimentación, del Medio Ambiente y del Trabajo (Anses, por sus siglas en francés), indicó este jueves que la mayor parte de esas máscaras están concebidas para protegerse de las partículas que hay en el ambiente, pero "no protegen contra las sustancias presentes en estado gaseoso". Además, aquellas que pretenden bloquear hasta el 95% de las partículas, en realidad apenas filtran un 6% en la práctica, una vez que se colocan en las vías respiratorias.

Una de las razones es que la eficacia depende de cómo se ajusten a la morfología de cada usuario para evitar cualquier espacio que deje pasar partículas no filtradas. En resumen, los datos disponibles no permiten demostrar que en condiciones reales de utilización haya "un beneficio sanitario por llevar máscaras de las llamadas 'anticontaminación'".

Por eso la Anses no recomienda a los poderes públicos que inciten a la utilización de estos dispositivos, sino que la prioridad es actuar de raíz para limitar las emisiones contaminantes y reducir así el impacto sanitario. Además, pide más transparencia sobre la eficacia que reivindican los que comercializan las máscaras para garantizar que se cumplan las obligaciones y que los usuarios las llevan en pleno conocimiento.

Igualmente apuesta por dar a la población información específica sobre los riesgos para la salud a las personas que van a ciertas regiones del mundo donde la contaminación atmosférica -principal riesgo medioambiental para la salud, según la Organización Mundial de la Salud (OMS)- es particularmente elevada.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS