La mejor manera para que los niños combatan la enfermedad de hígado graso es a través de la pérdida de peso. (Foto: Especial)

La obesidad puede causar daños en el hígado de los niños

La enfermedad ocurre cuando se acumula demasiada grasa en el hígado y desencadena una inflamación que causa daño hepático
Redacción | El Universal
07 Mayo, 2018 | 09:00 hrs.

El aumento de peso puede tener un impacto negativo en la salud hepática en niños de hasta ocho años, quienes presentan un riesgo mayor de desarrollar enfermedad hepática grasa no alcohólica, aseguró un estudio publicado en The Journal of Pediatrics.

“Con el aumento de la obesidad infantil, estamos viendo más niños con enfermedad hepática grasa no alcohólica”.

Muchos padres saben que la obesidad puede conducir a la diabetes tipo 2 y otras afecciones metabólicas, pero hay menos conciencia de que puede conducir a una enfermedad hepática grave”, dijo en un comunicado Jennifer Woo Baidal, autora del estudio.

La enfermedad ocurre cuando se acumula demasiada grasa en el hígado y desencadena una inflamación que causa daño hepático. Y aunque es asintomático, su progresión puede provocar cirrosis y, en algunos casos, cáncer de hígado.

Los investigadores midieron los niveles sanguíneos de una enzima hepática llamada ALT, la cual cuando está elevada es indicio de daño hepático.

De acuerdo con el estudio, aproximadamente el 35% de los niños de ocho años con obesidad tenían ALT elevada en comparación con el 20% de aquellos con peso normal. Además, los niños con una mayor circunferencia de la cintura a los tres y ocho años tenían más probabilidades de daño hepático.

"Algunos médicos miden los niveles de ALT en niños en riesgo a partir de los 10 años, pero nuestros hallazgos subrayan la importancia de actuar antes en la vida de un niño para prevenir el exceso de peso y la posterior inflamación hepática", señaló Woo Baidal.

Agregó que la mejor manera para que los niños y adultos combatan la enfermedad de hígado graso es a través de la pérdida de peso, el ejercicio regular y la reducción de los alimentos procesados. “Necesitamos mejores formas de detectar, diagnosticar, prevenir y tratar la enfermedad desde la niñez”.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS