Los productos procesados se muestran más atractivos para las personas. (Foto: Especial)

La comida saludable ya no es tan apetecible

Una de cada tres personas en el mundo sufre distintas formas de malnutrición
Redacción |EFE
01 Octubre, 2018 | 09:00 hrs.

Los alimentos nutritivos "están perdiendo la guerra por ser apetecibles", en comparación con los productos de mala calidad que inundan el mercado con la ayuda de la publicidad, señaló Lawrence Haddad, reconocido experto en el tema, director de la Alianza Mundial para Mejorar la Nutrición.

El especialista, quién recibió el prestigioso Premio Mundial de la Alimentación 2018, consideró que el sector privado influye en los consumidores con mensajes que pretenden crear aspiraciones y emociones a partir del consumo de productos no saludables, mientras que el sector público no convence de igual modo sobre la necesidad de una buena alimentación.

Comparó los mil millones de dólares que invirtieron en publicidad en 2016 las multinacionales estadounidenses Hershey (de chocolate) y General Mills (cereales y helados, entre otros) con los apenas 50 millones destinados dos años antes a la ayuda global para fomentar dietas que prevengan enfermedades no transmisibles.

El experto recomendó a los gobiernos "construir demanda para los alimentos nutritivos" y buscar socios privados que colaboren en la lucha contra la malnutrición.

Se estima que una de cada tres personas en el mundo sufre distintas formas de malnutrición: hambre aguda, carencia de micronutrientes, sobrepeso y obesidad. De no poner un alto ahora la cifra podría pasar a una de cada dos en 2030.

En todos esos casos el denominador común es "el consumo inadecuado de alimentos", apuntó Haddad, que recalcó que las empresas "son parte del problema, pero también de la solución", por lo que hay que dialogar con ellas para que cambien su modelo de negocio y sean más responsables.

Según un informe de la fundación Acceso a la Nutrición, de 20 mil productos analizados (de las 22 mayores compañías de alimentos y bebidas del mundo) 32% fueron catalogadas como "sanos"; sin embargo, en realidad, sólo el 14% cumplía estándares internacionales para su venta a menores.

"El ambiente de los sistemas alimentarios no nos lo está poniendo fácil a la hora de tomar elecciones inteligentes" en cuestión de dieta, dijo Haddad, quien reclamó cambiar las normas en materia de etiquetado, impuestos o comedores escolares considerando "aquello que funciona".

Citó estudios según los cuales el consumo diario de fruta y verdura genera mayores costos a las familias que los alimentos con alto contenido en grasas y azúcares (procesados) debido a que estos abaratan cada vez más sus costos.

En este sentido las grandes inversiones en publicidad de los alimentos poco saludables, las escasas inversiones en campañas para promover alimentos saludables así como los químicos añadidos que hacen más apetecibles la comida dañina hace que la alimentación natural no parezca tan seductora.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS