El Ginkgo biloba como el agua magnetizada redujeron el estrés oxidativo asociado con la diabetes tipo 2. (Foto: Especial)

Ginkgo biloba puede ayudar a tratar la diabetes tipo 2

El suplemento tuvo un efecto positivo en las células responsables de la secreción de insulina en ratas diabéticas
Redacción | El Universal
23 Agosto, 2019 | 13:41 hrs.

El extracto de Ginkgo biloba puede ofrecer algunos beneficios terapéuticos en la lucha contra la diabetes tipo 2, según un nuevo estudio publicado por la Universidad de Cincinnati, en Estados Unidos.

El suplemento tuvo un efecto positivo en las células responsables de la secreción de insulina en ratas diabéticas, al crear un efecto restaurador similar al de animales sanos.

Para llegar a este resultado, los investigadores indujeron la diabetes tipo 2 en ratas al alimentarlas con una dieta alta en grasas durante ocho semanas, seguido de una inyección intraperitoneal de una dosis baja de estreptozotocina.

Los 40 roedores fueron asignados aleatoriamente a cuatro grupos: un grupo de control no diabético y tres grupos diabéticos. El primero de estos sirvió como control positivo, mientras que a los otros dos se les administraron extracto de Ginkgo biloba y agua magnetizada durante cuatro semanas.

“Se ha informado que el agua magnetizada, que se ha pasado a través de un campo magnético, reduce la glucosa en sangre, mejora el estado antioxidante y los perfiles de lípidos en modelos de ratas diabéticas”, dijo la titular de la investigación, Helal Fouad Hetta.

Los hallazgos, publicados en la revista Diabetes, Metabolic Syndrome and Obesity: Targets and Therapy, demostraron que las células responsables de la secreción de insulina y la cantidad de esta hormona en las células aumentaron casi a niveles normales.

Además, tanto el Ginkgo biloba como el agua magnetizada mejoraron el estado antioxidante y redujeron el estrés oxidativo asociado con la diabetes tipo 2, mediante la regulación negativa de las enzimas glutatión y superóxido dismutasa 2 en el tejido pancreático.

Estos resultados son preliminares pues aún necesitan ser probados en ensayos clínicos con humanos. “Todavía necesitamos más evidencia sobre los posibles beneficios para la diabetes tipo 2, por lo que hay investigaciones en curso”, apuntó la investigadora en un comunicado.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS