Especial/El Universal

¿Esterilizar a un perro lo hace menos agresivo?

Uno de los riesgos más comunes como consecuencia de la cirugía es la ganancia de peso
Rocío Mundo | El Universal
20 Noviembre, 2017 | 09:00 hrs.

La esterilización canina está rodeada de muchos mitos; sin embargo, su práctica trae grandes beneficios a la salud de las mascotas como la disminución de tumores en las glándulas mamarias, útero, ovarios en hembras, y testículos y próstata, en machos. Es, además, la mejor manera de evitar la sobrepoblación canina.

De acuerdo con Iker Asteinza, médico veterinario zootecnista y director del Hospital Animal Home, la edad recomendada para realizar la esterilización es a los 12 meses, una vez que alcanzaron su madurez sexual y desarrollo físico.

Señala que uno de los riesgos más comunes como consecuencia de la cirugía es la ganancia de peso, que en el 99% de los casos puede ser controlada a través de dieta y ejercicio. “Existen muchos alimentos de marca que hacen manejo de dietas con bajos carbohidratos y más proteínas”.

A diferencia de lo que la gente suele creer, la esterilización no ocasiona cambios en el comportamiento de los perros. Lo único que pasa, según el especialista, es que los machos tienen menor o nulo interés en cruzar a una hembra, por lo que las peleas con otros machos se vuelven menos frecuentes.

Otro mito asociado con esta práctica es el cambio de temperamento, aunque sólo en un porcentaje muy bajo se puede presentar.

De igual manera, señala que el 30% de los perros adultos aproximadamente continúan orinando en cualquier lugar, aún después de esta intervención. “En el caso de los machos, sí se esterilizan antes de presentar su madurez sexual ya no van a marcar”.

En las hembras, explica, es falso que se tengan que cruzar para alcanzar su plenitud. “Eso es una humanización, es poner sentimientos humanos. Una perra que no tiene perros no va a sufrir”. Incluso, asegura, que con la esterilización se podrá evitar la aparición de cáncer.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS