Al tener mucho no se es capaz de decidir objetivamente qué alimento es más saludable. (Foto: Especial)

Ésta es la razón por la que no deberías comer rápido

Al comer rápido, las hormonas producidas en el estómago y el intestino no tienen tiempo de enviar señales de saciedad al cerebro
Redacción | El Universal
25 Junio, 2019 | 17:39 hrs.

Comer demasiado rápido puede generar diversas reacciones en el organismo que pueden llevar a comer más de lo debido o a elegir alimentos poco saludables, señaló a UNAM Global la especialista Mariana Isabel Valdés Moreno.

La jefa de la carrera de Nutriología de la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza dijo que al comer rápido, en primer lugar, las hormonas producidas en el estómago y el intestino no tienen tiempo de enviar señales al cerebro de que ya es suficiente.

En consecuencia, el cerebro (particularmente el hipotálamo, encargado de regular la alimentación) no se entera de que el estómago y el intestino ya están lo suficientemente expandidos y satisfechos, por lo se puede seguir comiendo sin parar.

Váldes Moreno detalló que esto pasa porque se ha alterado la señalización del hambre y saciedad entre el estómago, el intestino y el cerebro. Y aunque se está satisfecho, el cerebro piensa que no es suficiente.

En segundo lugar, señaló que al tener mucho no se es capaz de decidir objetivamente qué alimento es más saludable. Por lo que al final se puede optar por lo más fácil y no lo que es sano.

Para evitar esta situación, la especialista recomendó realizar tres comidas genéricas al día más dos colaciones con un espacio de cuatro horas cada una.

Indicó que el tiempo de ayuno es importante ya que se permite al organismo usar las reservas de energía acumuladas en forma de grasa.

“Si todo el tiempo ingieres alimentos, es decir, picoteas todo el día, no le das espacio a tu organismo para usar las reservas de energía en esos periodos de ayuno”.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS