Especial

¿Es verdad que el agua se echa a perder?

Si este líquido se almacena incorrectamente puede provocar enfermedades
Redacción | El Universal
15 Diciembre, 2017 | 10:00 hrs.

Se asume que el agua está limpia o es buena cuando no proviene de una fuente contaminada, pero al igual que cualquier alimento, este líquido vital puede echarse a perder y dejar de lado su pureza y propiedades naturales.

El agua está compuesta de dos moléculas hidrógeno y oxígeno, las cuales se pueden descomponer debido a la temperatura o corriente que se les aplique. Por ello podría perder algunas de sus propiedades y purezas.

De acuerdo con un artículo, publicado por Joseph Mercola, médico osteópata por el Chicago College of Osteopathic, el agua podría echarse a perder si se almacena incorrectamente, se reutilizan botellas sucias o no se limpia de manera adecuada el sistema de filtración.

“Si tiene un sistema de filtración de agua en casa, probablemente no le pase por la cabeza que su agua podría contaminarse después de un tiempo, hasta que limpia el tanque del filtro”, señala el médico osteópata.

Otros factores que influyen en la descomposición del agua son la temperatura ambiental y la exposición a la luz solar o a los labios, los cuales pueden introducir microorganismos en el líquido.

“El calor y la luz solar también pueden acelerar la descomposición del plástico, así que evite tomar el agua de botellas que ya llevan algún tiempo en el carro”.

En tanto, si los recipientes permanecen fuera durante largos periodos, las bacterias encuentran las condiciones adecuadas para que florezcan.

“Las botellas de agua comerciales se tienden a desgastar por su repetido uso, lo que puede conducir al crecimiento de bacterias en las grietas de la superficie interior de la botella. Este riesgo se agrava si no se lava adecuadamente la botella después de cada uso”.

Los productos químicos tóxicos del plástico, como el bisfenol A, se filtran al agua y la contaminan, por lo que el problema se agudiza, aún más que con el crecimiento microbiano.

Mercola recomienda utilizar jarras de cristal o contenedores de plástico para evitar que este líquido se eche a perder y de esta manera dure más tiempo y en mejor estado.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS