En la investigación participaron 41 mujeres con sobrepeso, de quienes se obtuvieron múltiples medidas de cortisol. (Foto: Especial)

Enojarte fácilmente hará que subas de peso

En la investigación participaron mujeres con sobrepeso, de quienes se obtuvieron múltiples medidas estado de ánimo durante una sesión de actividades estresantes
Redacción | El Universal
29 Enero, 2018 | 11:23 hrs.

Enojarse constantemente influye en el aumento de peso de las personas, así ha quedado demostrado en un estudio realizado por la Universidad de Yale, en New Haven, Connecticut.

El estudio, publicado en el Centro Nacional de Información Biotecnológica (NBCI, por sus siglas en inglés), revela que cuando una persona se enoja su cuerpo genera estrés y segrega un sustancia llamada cortisol, lo que incrementa los niveles de azúcar en la sangre y provoca un aumento de peso.

En la investigación participaron 41 mujeres con sobrepeso, de quienes se obtuvieron múltiples medidas de cortisol y estado de ánimo durante una sesión de actividades estresantes, por ejemplo, ejercicios de aritmética cronometrada, y de control de descanso de tiempo coincidente.

Los resultados revelaron que las voluntarias con RCC alta secretaron más cortisol después de 60 minutos de estrés. Además de que se caracterizaron por tener habilidades de afrontamiento más pobres y diferencias en la reactividad del estado de ánimo.

Incluso, aunque todas las participantes se enojaron más en respuesta a la sesión estresante, aquellas que tenían RCC alto mostraron un aumento menor en la ira, lo que podría indicar que es más probable que muestren una reacción indefensa al estrés incontrolable.

Los hallazgos apoyan la hipótesis de que la secreción de cortisol podría representar un mecanismo para la asociación observada entre el estrés y la distribución de la grasa abdominal.

“Además, las diferencias en el afrontamiento y la evaluación pueden sugerir que un patrón psicológico particular influye en la reactividad del sistema suprarrenal-cortical al estrés”, señalan los autores del estudio.

Por su parte, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), indicó que el enojarse puede provocar envejecimiento prematuro y enfermedades cardiovasculares.

Así que ya sabes quien se enoja no sólo pierde, también aumenta de peso.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS