Especial://pixabay

El ejercicio que todos deben hacer para evitar enfermedades

Caminar se asoció con un 20% menos de riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares
La Nación - Argentina / GDA
29 Noviembre, 2017 | 13:00 hrs.

Un nuevo estudio, publicado en American Journal of Preventive Medicine, concluyó que caminar tiene el potencial de mejorar significativamente la salud pública. Sus autores detectaron que esta sencilla actividad se asocia con una menor mortalidad, en comparación con los sedentarios.

Las pautas de salud pública establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) exhortan a los adultos a participar en al menos 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de actividad física de intensidad vigorosa por semana. Sin embargo, las encuestas mostraron que sólo la mitad de los adultos de Estados Unidos cumplen con esta recomendación.

Los adultos mayores son incluso menos propensos a cumplirlas, puesto que sólo el 42% de entre 65 y 74 años y el 28% de entre 75 años o más las siguieron.

Caminar es el tipo más común de actividad física y se ha vinculado con un menor riesgo de enfermedades cardiacas, diabetes y cáncer de mama y de colon.

Aunque varios estudios han vinculado la actividad física general moderada-vigorosa con un riesgo reducido de muerte, relativamente pocos han examinado específicamente las asociaciones con la marcha.

Para obtener más información, estos científicos, dirigidos por Alpa Patel, epidemióloga de la Sociedad Americana de Cáncer, examinaron los datos de casi 140 mil participantes en la Cohorte de Nutrición para el Estudio de Prevención del Cáncer II.

Un pequeño porcentaje de quienes participaron en el estudio (6 a 7%) informó que no realizaba actividad física de intensidad moderada a vigorosa al inicio. El resto, aproximadamente el 95%, dijo que caminaba y casi la mitad sólo caminaba como única forma de actividad física moderada-vigorosa.

Después de corregir otros factores de riesgo, como el tabaquismo, la obesidad y las b, el estudio encontró que caminar menos de dos horas por semana se asoció con una menor mortalidad por todas las causas, en comparación con quienes no hacen ningún tipo de actividad física.

Realizar entre una y dos veces la recomendación mínima (2,5-5 horas/semana) se asoció con un 20% menos de riesgo de mortalidad.

Caminar se vinculó de manera más fuerte con la mortalidad por enfermedades respiratorias, con un 35% menos de riesgo, al comparar más de seis horas por semana de caminata con el grupo menos activo.

Andar también se asoció con un 20% menos de riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares y con un 9% menos de riesgo de mortalidad por cáncer. “Caminar ha sido descrito como el ‘ejercicio perfecto’ porque es simple, gratuito, conveniente, no requiere ningún equipo o entrenamiento especial, y se puede hacer a cualquier edad”, subraya Alpa Patel, quien dirigió el estudio.

“Con la casi duplicación de adultos mayores de 65 años que se espera para 2030, los médicos deben alentar a los pacientes a caminar incluso si es menor que la cantidad recomendada, especialmente a medida que envejecen, para la salud y la longevidad”, añadió.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS