El estudio demostró que el corazón de las mujeres tarda más tiempo en regularizarse. (Foto: Especial).
El estudio demostró que el corazón de las mujeres tarda más tiempo en regularizarse. (Foto: Especial).

El corazón de las mujeres es más complejo que el de los hombres

El corazón de las mujeres se mantiene fluctuante más tiempo que el de los hombres
Redacción | El Universal
07 Abril, 2018 | 09:00 hrs.

Un estudio, realizado por Centro de Ciencias de la Complejidad de la UNAM, demostró que el corazón de las mujeres es más complejo que el de los hombres y tarda más tiempo en regularizarse.

El corazón es complejo y el de la mujer más que el del hombre, aseguró Alejandro Frank, coordinador general del Centro de Ciencias de la Complejidad de la UNAM, después añadió “Y ojalá esto no se tome como un comentario sexista, sino todo lo contrario”.

Para demostrarlo, el investigador analizó cardiogramas de personas de diferentes edades y de ambos sexos a fin de entender cómo se da este balance entre la sístole a la diástole.

Como parte del experimento, Alejandro Frank proyectó dos cardiogramas antes especialistas del Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”: uno con crestas y valles muy regulares y otro con frecuencias desordenadas y planteó esta situación: “Una de estas gráficas pertenece a un individuo sano y el otro a alguien severamente enfermo, ¿Cuál pertenece a cada cual?”. Todos los especialistas dijeron que la primera era la del individuo sano.

“Y era al revés, ese latir periódico y uniforme pertenecía al de un señor con una insuficiencia periódica grave, mientras que el fluctuante y variado era el de la persona saludable, algo que los expertos allí reunidos no pudieron distinguir y esto es la mejor evidencia de aquello que señale a principio: el corazón es complejo”.

Alejandro Frank aseguró que a medida que pasan los años y decaemos físicamente los latidos comienzan a adquirir cierta regularidad de relojería, “pues así como con el pasar de los años nos hacemos más rígidos al andar e incluso en nuestras ideas y pensamientos, cuando envejecemos o al enfermarnos pasa lo mismo con nuestros latidos”.

Al comparar las gráficas y separar la de los hombres con la de las mujeres, se dio un resultado inesperado. De jóvenes todos tenemos corazones muy variables, pero los hombres rápido comienzan a regularizarse y las mujeres se mantienen durante más tiempo fluctuantes; es por eso que el corazón femenino es más complejo que el masculino.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS