Aunque aún es poco conocido, el aceite de ciruela es cada vez más valorado por el mundo cosmético. (Foto: Especial)

¿Cuáles son los beneficios del aceite de ciruela?

Se obtiene del extracto del hueso de la ciruela y es muy valorado a la hora de cuidar la piel y el pelo
Alison Delplace | El Mercurio
17 Mayo, 2018 | 09:00 hrs.

Aunque aún es poco conocido, el aceite de ciruela —no tiene fragancia y se extrae de las semillas de esta fruta— es cada vez más valorado por el mundo cosmético. Conocido como plum seed oil o plum kernel oil en inglés, algunos aseguran que es más poderoso que el aceite de argán y de marula a la hora de proteger la piel y el pelo de los efectos de los radicales libres que producen degradación celular, gracias a su alto contenido de vitamina C y flavonoides.

En términos más específicos, este aceite tiene un alto contenido de tocoferoles naturales (vitamina E), entre 5 y 10 veces superior a otros aceites. Esto lo convierte en un insumo de gran calidad para nutrir la piel y un excelente protector de los tejidos frente al daño oxidativo al que están sometidos diariamente.

"También aporta vitamina E y betacaroteno, los que contribuyen a proteger las membranas celulares de los radicales libres, para permitir que el cuerpo combata la pérdida de elasticidad", explica la cosmetóloga Catalina Aguirre Boza. Por otro lado, agrega, aplicar aceite de ciruela en la piel ayuda a aclarar las manchas oscuras y así darle un aspecto más saludable.

"Dentro de los ácidos grasos que aporta el aceite de ciruela está el oleico (70% aproximadamente) y el linoleico (alrededor de un 20%), los que ayudan a regenerar, suavizar e hidratar la piel", asegura.

Esta mezcla hace que sea un tipo de aceite que no deja residuos y que por lo general es bien recibido por todas las pieles.

Según acota Catalina Aguirre Boza, está especialmente indicado para pieles maduras, secas y/o sensibles y atópicas, pues alivia la tensión que provoca la resequedad y aporta mayor elasticidad y humectación. El aceite se puede aplicar en todo el cuerpo, para hidratar y atenuar estrías, y especialmente en la zona de la cara y el cuello.

Está disponible en forma de gel, aceite, emulsión o crema; la elección de la textura depende del tipo de piel que se tenga. También se puede usar el aceite puro directamente, cuando se quiere favorecer la cicatrización. El aceite puro también se utiliza en el pelo, cuando está reseco, para darle más vida e hidratación.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS