Las dietas con alto contenido de fibra provocan hinchazón, pero este efecto pueden mitigarse parcialmente al disminuir la ingesta de sodio. (Foto: Especial)

Consumir mucha sal aumenta la inflamación gastrointestinal

La dieta DASH a la que fueron sometidos parte de los participantes aumentaba el riesgo de inflamación en aproximadamente un 41%
Redacción | El Universal
04 Julio, 2019 | 17:30 hrs.

Consumir mucha sal y una dieta alta en fibra puede aumentar la inflamación gastrointestinal, un padecimiento caracterizado por una acumulación de exceso de gas en el intestino, aseguró un nuevo estudio.

“Tenemos la hipótesis de que la ingesta de sodio también altera el microbioma intestinal de una manera que modifica la producción de sulfuro bacteriano”, dijo en un comunicado Noel Mueller.

El estudio, publicado en el American Journal of Gastroenterology, analizó los datos del “Estudio de Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión-Sodio (DASH)”, realizado en cuatro centros clínicos durante 1998 y 1999.

En él participaron 412 personas con una edad promedio de 48 años y con presión arterial alta al inicio del ensayo, el cual se creó principalmente para determinar el efecto del sodio en la dieta y otros factores sobre este padecimiento.

Como parte del estudio, los participantes comieron tres niveles de sodio (50, 100 y 150 mmol/día a 2 mil 100 kilocalorías) en periodos de 30 días en orden aleatorio y con descansos de cinco días entre cada periodo.

Antes del ensayo, el 36.7% de los participantes reportaron tener inflamación, según informó la Escuela de Salud Pública Bloomberg Johns Hopkins.

Los hallazgos mostraron que la dieta DASH (relativamente baja en grasa y alta en frutas, nueces y verduras) a la que fueron sometidos parte de los participantes aumentaba el riesgo de inflamación en aproximadamente un 41%, en comparación con las dietas bajas en fibra. Estos efectos eran más susceptibles en los hombres

Pese a que las dietas saludables con alto contenido de fibra pueden aumentar la hinchazón, este efecto pueden mitigarse parcialmente al disminuir la ingesta de sodio.

Cuando combinaron los datos del DASH y las dietas de control, y compararon los niveles de ingesta de sodio, encontraron que las versiones con alto contenido de sal aumentaron el riesgo de hinchazón en alrededor del 27%.

“La implicación clave es que reducir el sodio puede ser una forma efectiva de disminuir la hinchazón y, en particular, puede ayudar a las personas a mantener una dieta saludable y rica en fibra”, apuntó el artículo.  

QUÉ DICEN LOS USUARIOS