Especial/El Universal

¿Cómo saber si tienes pie de atleta?

El calor y la humedad pueden propiciar el desarrollo del pie de atleta
Alejandra Rodríguez |El Universal
15 Noviembre, 2017 | 11:00 hrs.

Si presentas despellejamiento en los pies, mal olor, ardor, y comezón puedes padecer tiña que es popularmente conocido como el pie de atleta. Esta enfermedad se presenta con más frecuencia en personas que practican deporte, de ahí el motivo de su nombre.

Los deportistas tienen una sudoración excesiva y esto incluye los pies; al no lavar bien esta área se puede presentar una infección causada por tres tipos de hongos: el Trichophyton rubrum, el Epidermophyton floccosum y el Trichophyton interdigitale.

La doctora Cristina Rodríguez Gutiérrez, directora de la Dirección General de Medicina del Deporte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señala que los síntomas de esta infección son picazón, ardor y piel quebradiza y escamosa entre los dedos de los pies. Las consecuencias más fatales son grietas en el pie y sangrado.

El área que más afecta el pie de atleta es el pliegue que ésta entre los dedos. El uso prolongado de zapatos deportivos, al estar cerrados y ser de materiales sintéticos, provocan mayor calor y humedad que propician el desarrollo del pie de atleta.

La doctora señala que otro de los mecanismos de contagio es el pisar descalzo en zonas permanentemente húmedas y que frecuentan muchas personas como lo son las regaderas de públicas o de albercas. “Algunas personas pueden ser portadoras del hongo pero no presentan ningún síntoma, sin embargo, sí pueden contagiar a otras”.

Los cuatro consejos que menciona Rodríguez Gutiérrez para prevenir el pie de atleta son:

1. Mantener los pies limpios, secos y frescos

2. Usar calcetines limpios

3. No caminar descalzo en las áreas públicas

4. Utilizar sandalias en las duchas de los vestidores

La fundación mexicana para la dermatología sostiene que esta enfermedad se presenta en el 60% de los varones adultos y es uno de los 10 padecimientos de la piel más comunes.

El tratamiento para esta enfermedad son cremas con antimicóticos y en los casos más graves se debe de acudir a un podólogo o dermatólogo, ya que al dejar avanzar la infección del hongo puede afectar a las uñas.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS