(Redacción)

Cómo debes elegir tu protector solar

El uso de un protector solar es fundamental para la salud, pero es importante elegir el indicado
Redacción | El Universal
25 Octubre, 2017 | 12:00 hrs.

Protegerse del sol es una medida preventiva fundamental para la salud. Los riesgos de padecer cáncer de piel, lesiones dermatológicas y el envejecimiento prematuro son muy altos si no protegemos nuestra piel de manera adecuada.

El uso de un protector solar es fundamental, pero es importante elegir el indicado. Aquí te decimos qué debes tomar en cuenta.

 

1. Valorar el tipo de piel

Los dermatólogos han determinado seis fototipos básicos:

  • Piel muy pálida, de color blanco-lechoso, que se quema fácilmente y es muy sensible al sol.
  • Piel clara, pelo rubio y ojos azules, se quema con facilidad y casi nunca se broncea.
  • Piel morena clara, se quema fácilmente.
  • Piel morena, no tiene pecas, no se quema y se broncea con tono intenso.
  • Piel oscura, el tono de bronceado es muy intenso y frente a la exposición del sol nunca se quema.
  • Piel negra, díficilmente se quema.

Cada tipo de piel necesita una crema con un factor de protección solar (FPS) diferente para cada época del año.

 

2. Amplio espectro

Un fotoprotector no sólo debe proteger de los rayos UVB (responsables de los daños inmediatos sobre la piel, como las quemaduras), sino también de los rayos UVA (envejecen a las células de la piel y dañan la secuencia del ADN).

De acuerdo con la Asociación Británica de Dermatología, a medida que el índice de protección aumenta, el beneficio adicional se hace más pequeño. Por eso, los dermatólogos recomiendan un bloqueador solar con etiqueta SPF30, resistente al agua y al sudor, pues permanecen más tiempo en la piel aún cuando ésta esté mojada.

 

3. Evitar presentación en pastillas

Aunque los fotoprotectores vía oral son un complemento a la crema solar, no son un sustituto. Es recomendable la aplicación de bloqueador en crema en cuello, cara y orejas, Mientras que para el resto del cuerpo puede usarse un dispensador en aerosol.

E cualquier caso, se debe aplicar 30 minutos antes de salir al aire libre y volver a aplicarlo cada dos horas. Además, es necesario limitar la exposición al sol, especialmente al mediodía, cuando los rayos son más fuertes.

 

Con información de eldiario.es

QUÉ DICEN LOS USUARIOS