El oído de los perros es más sensible que el de los humanos. (Foto: Especial)

¿Cómo afecta el sonido de la pirotecnia a los perros?

Te decimos cómo ayudar a un perro que padece aversión a los ruidos
Melissa Sierra Ulloa | El Universal
28 Diciembre, 2018 | 12:56 hrs.

En estas fechas decembrinas, sobre todo en Navidad y año nuevo, es frecuente escuchar cohetes y pirotecnia, una práctica que se ha vuelto común y que hace mucho daño a algunas de nuestras mascotas, especialmente los perros.

Para hablar sobre cómo ayudar a las mascotas en estas fechas navideñas, El Botiquín platicó con la médico veterinario y directora del hospital veterinario King, Sofía González.

La aversión a los ruidos que algunos perros sufren provoca ansiedad y altos índices de estrés. Incluso, se manifiesta con cualquier ruido fuerte, no sólo con pirotecnia, debido a que sus oídos son más sensibles que los de los humanos.

Esta aversión puede ser provocada por sentir una molestia e incluso dolor en los oídos al escuchar un ruido estruendoso, o porque el perro, después de haber sufrido una situación estresante, asocie los ruidos fuertes a una posible amenaza.

No todos los perros sufren de aversión a los ruidos, por lo que es necesario identificar si tu mascota padece de ansiedad o estrés provocado por un ruido fuerte. De acuerdo con Sofía González, algunas de las señales que pueden indicar si el perro sufre de aversión son:

-Esconderse

-Aprehensión con los dueños

-Adoptar una posición como si estuvieran agachados y pegar las orejas a la cabeza

-Ladrar a los cohetes

-Huir. Si este es el caso de tu mascota asegúrate de tomar precauciones como evitar que salga o tener una placa con datos en su collar.

Si tu mascota presenta alguna de las señales anteriores, es necesario que tomes precauciones sobre todo en los días en los que haya más probabilidad de haber ruidos estruendosos provocados por cohetes y pirotecnia.

La especialista señala que algunas de las medidas que pueden adoptarse para evitar o disminuir la ansiedad y el estrés causado por este padecimiento son:

-Mejorar su ambiente. Si es posible llevarlos a un cuarto aislado donde no se escuche tanto el ruido, u ofrecerles un lugar donde se sientan seguros.

-Refuerzo positivo. Este podría ser un tapete o un espacio determinado donde reciban cariño y premios para convertir este lugar en una zona donde se sientan seguros y felices.

-Tratamiento hormonal. Esta opción es sólo con supervisión de médicos expertos, al canino se le ofrecen hormonas que dan una sensación de confort.

-Ansiolíticos. Si tu mascota sufre de ansiedad severa causada por los ruidos, es necesario acudir a un especialista como un etólogo, el cual sabrá que tratamiento es el más conveniente para tu perrito.

Sofía González recomienda que si tu mascota presenta alguna señal de estrés o ansiedad, lo atiendas de inmediato y tomes las precauciones necesarias, de lo contrario, el perro podría sufrir un estrés constante y crónico.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS