Los arándanos y otras bayas deben incluirse en las estrategias dietéticas para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. (Foto: Especial)

Comer arándanos diariamente mejora la salud cardiovascular

Una taza de arándanos por día resultó en mejoras sostenidas en la función vascular y rigidez arterial
Redacción | El Universal
05 Junio, 2019 | 13:23 hrs.

Comer una taza de arándanos deshidratados (150 gramos) al día reduce los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular hasta en un 15%, aseguró un estudio dirigido por la Universidad de Anglia del Este.

Encontramos que comer una taza de arándanos por día resultó en mejoras sostenidas en la función vascular y la rigidez arterial, lo que representa una diferencia suficiente para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular entre 12% y 15%”, dijo autor del estudio, Peter Curtis.

El reporte, publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, investigó los efectos del consumo diario de esta baya en 138 personas con síndrome metabólico, sobrepeso y obesidad de entre 50 y 75 años.

El síndrome metabólico comprende al menos tres de los siguientes factores de riesgo: presión arterial alta, azúcar en la sangre, exceso de grasa corporal en cintura, niveles bajos de colesterol bueno pero altos de triglicéridos.

Los participantes consumieron los arándanos en forma liofilizada, una forma de deshidratación, y placebo. En ellos se observó los beneficios de comer porciones de 150 gramos en comparación con las porciones de 75 gramos.

Los investigadores no encontraron beneficios de una ingesta diaria menor de 75 gramos de arándanos en ese grupo. Por lo que, consideran, es posible que se necesitan cantidades más altas de este fruto, especialmente para las poblaciones con obesidad y de riesgo.

El mensaje simple y alcanzable es consumir una taza de arándanos diariamente para mejorar la salud cardiovascular”, mencionó Curtis.

Por esta razón, los autores aseguraron que los arándanos y otras bayas deben incluirse en las estrategias dietéticas para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, especialmente en grupos poblaciones de riesgo.

Estudios anteriores han indicado que las personas que comen arándanos regularmente tienen un riesgo reducido de desarrollar enfermedades, como diabetes tipo 2 y padecimientos cardiovasculares.

Esto posiblemente a que las bayas tienen un alto contenido de compuestos naturales llamados antocianinas, que son flavonoides responsables del color rojo y azul en las frutas.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS