Los hongos contienen ergotioneína, un antioxidante y antiinflamatorio que los humanos no pueden sintetizar por sí solos. (Foto: Especial)

Champiñones pueden reducir riesgo de deterioro mental

Quienes consumen porciones de champiñones por semana tienen menos de riesgo de sufrir deterioro
Redacción | El Universal
22 Marzo, 2019 | 16:17 hrs.

Comer más de dos porciones estándar de champiñones a la semana puede reducir el riesgo de deterioro cognitivo leve en adultos mayores debido a un compuesto natural que contienen, según un estudio realizado por la Universidad Nacional de Singapur.

El informe, publicado en el Journal of Alzheimer's Disease, descubrió que los adultos mayores que consumen dos porciones (tres cuartos de taza) de champiñones por semana tienen un 50% menos de riesgo de sufrir deterioro cognitivo leve.

Esto posiblemente a que contienen ergotioneína, un antioxidante y antiinflamatorio que los humanos no pueden sintetizar por sí solos, y que se encuentra en casi todas las variedades de champiñones, señaló el autor principal de la investigación, Irwin Cheah.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores realizaron entrevistas y pruebas exhaustivas con adultos mayores; además de una evaluación neruopsicológica estándar de dos horas, que fue analizada por psiquiatras

En el estudio, se mencionaron seis hongos comúnmente consumidos en Singapur: champiñones dorados, ostra, shiitake, botón blanco, hongos secos y enlatados. No obstante, es probable que otros hongos no referenciados también tengan efectos beneficiosos.

Finalmente, el estudio señala que otros compuestos contenidos dentro de los hongos también pueden ser ventajosos para disminuir el riesgo de deterioro cognitivo. Es el caso de hericenones, erinacines, scabronines y dictyopteris, que pueden promover la síntesis de factores de crecimiento nervioso.

Para el equipo la siguiente etapa de investigación consiste en realizar un ensayo controlado aleatorio con el compuesto de ergotioneína y otros ingredientes de origen vegetal, como la L-teanina y las catequinas de las hojas de té, para determinar la eficacia de dichos fitonutrientes para retrasar el deterioro cognitivo.

Tales estudios de intervención conducirán a una conclusión más sólida sobre la relación causal.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS