A largo plazo el ejercicio extenuante podría no ser tan benéfico. (Foto: Especial)

Caminar quema más grasa que correr

El ejercicio moderado tienen mejor efectos para aumentar la esperanza de vida que el intenso
Redacción | El Universal
04 Diciembre, 2018 | 11:01 hrs.

Si piensas que para estar en forma tienes que correr un maratón, pero el ejercicio intenso no es lo tuyo, te tenemos una buena noticia: caminar puede ser aún más efectivo para quemar grasas que correr.

Si te preguntas cómo es esto posible, la ciencia te lo explica. La información proviene de un estudio realizado por Journal of the American College of Cardiology.

Tras realizar numerosas pruebas y registros de personas (19 mil 329 hombres y mujeres blancos entre 20 y 93 años de edad) que realizaban ejercicios de distintos tipos de intensidad encontraron resultados que les parecieron sorprendentes.

Los científicos se dieron cuenta de que los beneficios de caminar a un ritmo y velocidad moderada pueden ser muy superiores a los de realizar ejercicio intenso.

Por un lado, descubrieron que una sesión de caminata podía quemar una gran cantidad de calorías pues realizar este tipo de ejercicio entre 45 y 60 minutos podría ayudarte a quemar alrededor de 400 si se realiza con un ritmo e intensidad constante.

También se percataron de que caminar hasta 2.5 horas por semana a un ritmo lento o promedio con una frecuencia de tres veces por semana se asoció con una mortalidad más baja, pues aquellos que corrieron cuatro veces por semana a un ritmo acelerado perdieron muchos de los beneficios observados en quienes realizaban ejercicio moderado.

La estudio, que dio seguimiento a los participantes durante varios años, encontró que la mortalidad más baja se registró entre quienes realizaban caminata moderada.

Y es que a pesar de lo mucho que se habla del ejercicio de resistencia el estudio hace referencia a otras investigaciones en las que se ha encontrado que a largo plazo el ejercicio extenuante puede inducir la remodelación estructural patológica del corazón y las grandes arterias.

Los datos emergentes sugieren que el entrenamiento a largo plazo para competir en eventos de resistencia extrema, como maratones, ultra maratones, triatlones de distancia Ironman y carreras de bicicleta de larga distancia puede causar diversas efectos no tan positivos en el corazón.

Algunos de ellos pueden ser la calcificación de la arteria coronaria, la disfunción diastólica y la rigidez de la pared arterial grande.
 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS