Especial

Bajar kilos con una dieta prehispánica

Los alimentos prehispánicos, no son costosos y el consumirlos no trae grandes beneficios a la salud intestinal
Alejandra Rodríguez |El Universal
01 Noviembre, 2017 | 18:00 hrs.

La dieta del mexicano actualmente no sólo está constituida por alimentos nativos, la mezcla de culturas nos brindó una alimentación mestiza a la que estamos acostumbrados. sin embargo, el ritmo de vida acelerado ha hecho que se consuman más alimentos chatarra y se deje de lado a alimentos como el frijol, el nopal, la calabaza, entre otros.

Nimbe Torres y Torres, es parte del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y se ha dedicado a investigar los componentes moleculares de la dieta prehispánica. Algunos de los alimentos que son nativos de México, y que consumían de manera regular nuestros antepasados son nopal, jitomate, semilla de chia, frijol, calabaza, cacao, vainilla, amaranto, tejocote, maíz y mamey.

Durante el proceso de investigación, Nimbe Torres ha comprobado que la dieta basada en maíz, frijol, jitomate y chía es 10 veces más saludable que lo que comemos en la actualidad porque proporciona mayor actividad antioxidante.

La combinación del frijol y el maíz otorga una proteína de calidad animal. El jitomate, que se popularizó mundialmente por ser la base de la salsa de la pizza “tiene polifenoles que son antioxidantes y ayudan a retrasar algunas enfermedades crónicas como la diabetes”, afirma Nimbe Torres.

La semilla de chia es rica en ácidos grasos Omega 3, contiene ácido linoléico, fibra soluble y proteína. Por otro lado, la semilla de la calabaza y el fruto ayudan a tener una función cerebral adecuada. Y el nopal, además de aportar pocas calorías, contiene vitamina C y A.

La combinación de todos estos alimentos tiene efecto positivos en el páncreas, haciendo que trabaje menos, y secrete menos insulina, de este modo se previene la diabetes al no tener altas concentraciones de glucosa. Además, este tipo de alimentos aumenta la concentración de bacterias saludables, provocando efectos positivos en la floraintestinal y una mejor salud digestiva.

El proyecto de Nimbe es el único en su tipo, se enfoca en estudiar al nutrigenómica de la dieta prehispánica, afirma que consumir los alimentos de este tipo nos puede ayudar a bajar los índices de obesidad, que en nuestro país son muy altos.

“El frijol por su contenido proteínico y de fibra nos ayuda a bajar de peso”, la doctora recomienda consumir al menos una taza al día de esta leguminosa.

El nopal ayuda a los pacientes diabéticos a regular los niveles de glucosa en la sangre. El platillo ideal prehispánico que recomienda Nimbe debe estar compuesto por frijoles, nopales, máximo dos tortillas de maíz, así como semillas que puede ser una cucharada de chía en el agua y alguna fruta como el mamey.

“Tenemos una gran variedad de alimentos prehispánicos que no son costosos y el consumirlos nos trae grandes beneficios a la salud intestinal y mejoran significativamente nuestro metabolismo, logrando lo que todos anhelamos, bajar de peso”, concluye Nimbe Torres.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS