Las infecciones por hongos en las uñas son más difíciles de tratar en personas mayores de 65 años. (Foto: Especial)

6 datos que debes conocer sobre los hongos en los pies

Las infecciones son difíciles de tratar por lo que su curación depende de la gravedad y la causa
Redacción | El Universal
16 Agosto, 2019 | 10:29 hrs.

Las infecciones por hongos son producto de varios organismos micóticos y pueden ser difíciles de tratar y pueden presentarse a cualquier edad, aunque es más común entre las personas mayores. De acuerdo con especialistas de Mayo Clinic, el tratamiento depende de la gravedad y de la causa.

El médico posiblemente te recete fármacos antimicóticos para tomar por vía oral o para aplicar sobre la uña. En algunas situaciones, vale la pena combinar la terapia oral con la tópica.

Para observar un cambio notorio puede llevar meses, explican los especialistas de Mayo Clinic, al destacar que aunque el daño de las uñas se revierte, las infecciones se repiten con frecuencia.

 1. Diagnóstico

El médico examinará tus uñas, posiblemente las recorte o raspe para observar los residuos que hay debajo de ellas, esto con la finalidad de enviar esa muestra al laboratorio para identificar qué tipo de hongo causa la infección.

Puede ser por microorganismos, como las levaduras y las bacterias, por lo tanto, saber la causa de la infección ayuda a determinar mejor el tratamiento.

diagnostico.jpg

2. Tratamiento

Aunque las infecciones por hongos en las uñas pueden ser difíciles de tratar debes consultar al médico. Pues las estrategias de cuidado personal y los productos de venta libre (sin receta) podrían calmar los síntomas pero no acabar con el hongo.

Es importante considerar que el tratamiento depende de la gravedad de la afección y de la causa, pero puede llevar meses para observar resultados efectivos.

Cabe resaltar que, aunque la afección de las uñas mejore, éstas se repiten con frecuencia, por lo que es necesario ir al médico a revisión, cada que éste lo indique.

tratamiento.jpg

3. Medicamentos

Los especialistas señalan que el médico puede recetarte medicamentos antimicóticos para tomar por vía oral o para aplicar sobre la uña. En algunas situaciones, vale la pena combinar los tratamientos antimicóticos orales con los tópicos.

Medicamentos antimicóticos por vía oral: suelen ser la primera opción, porque eliminan la infección de forma más rápida que los medicamentos tópicos.

Por lo general, deben tomarse entre seis y 12 semanas, pero el resultado final del tratamiento se verá hasta que la nueva uña termine de crecer por completo.

Eliminar una infección tarda aproximadamente cuatro meses o incluso más y las tasas de éxito del tratamiento son menores en los adultos de más de 65 años.

Dichos tratamientos no suelen recomendarse a personas con enfermedades hepáticas o insuficiencia cardíaca congestiva, ni a quienes ya tienen tratamientos médicos adicionales.

Esmalte de uñas medicado. Probablemente te receten un esmalte de uñas antimicótico llamado ciclopirox que sirve para pintar las uñas infectadas y la piel que las rodea una vez al día.​

Tras siete días, se retira con alcohol las capas superpuestas y se reinician las aplicaciones. Este tratamiento puede durar aproximadamente un año. 

Crema de uñas medicada. El médico puede recetarte una crema antimicótica, la cual deberás frotar sobre las uñas infectadas después de remojarlas.

Estas cremas pueden funcionar mejor si primero se afinan (liman) las uñas, porque eso ayuda a que el medicamento penetre la superficie dura de la uña y llegue al hongo que se encuentra debajo.

medicamentos.jpg

5. Cirugía

Dependiendo del diagnóstico, el médico puede sugerir una extracción temporal de la uña.  

Esto con la finalidad de aplicar el medicamento antimicótico directamente en la infección que se encuentra debajo de la uña.

cirugia.jpg

6. Estilo de vida y remedios caseros

 A menudo, es posible curar la infección por hongos de las uñas en casa y hay que tener en consideración los siguientes puntos:

Intenta con cremas y ungüentos antimicóticos para uñas que son de venta libre. Si observas marcas blancas en la superficie de las uñas, primero límalas, remójalas en agua y sécalas, antes de aplicarles  la crema o la loción recetada.

Recorta y afina las uñas. Esto ayuda a reducir el dolor porque disminuye la presión sobre las uñas.

Además, cuando se hace esto antes de aplicar un antimicótico, el medicamento puede llegar a las capas más profundas de la uña.

tratamientos_caseros.jpg

Los especialistas advierten que si tienes alguna enfermedad que hace deficiente la circulación sanguínea hacia los pies y no puedes recortarte las uñas, visita con frecuencia al doctor para mejores resultados.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS